«

»

Jun 07

No es la época, es cómo nos adaptamos a ella

Con la creciente entrada de dispositivos tecnológicos cada vez más avanzados estamos viviendo la versión 2.0 de todo. Han cambiado los modos de consumir la información y de ejecutar las tareas, apenas si logramos recordar cómo hacíamos antes las cosas cuando la mayoría de los procesos no eran automáticos ni existían grandes plataformas.

La tecnología nos ha cambiado mucho la vida, la ha hecho más fácil en diversos aspectos, deja de ser completamente necesario el desplazamiento porque existen plataformas que nos permiten estar en la oficina, en el parque y en la casa al mismo tiempo. Podemos monitorear lo que sucede con un trabajo o proyecto mientras realizamos otras labores.

La versión 2.0 es ese nuevo procedimiento, ese nuevo formato en el que se hacen distintas tareas, ya no corremos en busca de una libreta o un lápiz, no hay que llevar una grabadora de voz para la entrevista o la exposición, no hace falta cargar una cámara fotográfica, ni muchas otras cosas más porque todo lo tenemos en un smartphone.

Pero el punto no es lo maravillosos y sofisticados que son los teléfonos inteligentes, sino cómo nos cambian la vida con los avances tecnológicos, cómo nos simplifican la cotidianidad, cómo hacen que todo ese proceso sea más corto y sencillo.

Un ejemplo claro de esto es la fotografía, la transformación que ha tenido no solo en los aparatos, también en las técnicas, en las maneras, etc. Hoy en día todo el mundo tiene una cámara. En su tablet, celular, en un mp4, en fin. Y el hecho de que sea tan accesible cambia los modos. Se crean espacios y plataformas dedicadas, única y exclusivamente a la fotografía, se rompen barreras, económicamente algunos surgen, mientras otros van en declive. 2.o

La tecnología definitivamente cambia los comportamientos de la sociedad, las maneras en las que se consumen productos y servicios. En esta era digital vemos cosas que tal vez nunca antes pensaríamos, pero y ¿qué le sigue? Si ya se rompieron las barreras del tiempo y espacio, ¿cómo será el futuro?

La versión 2.0 está en todo y para todo, cualquier cosa puede ser automatizada, puede ser sistematizada y esto se traduce en ahorros de tiempo y dinero. Pero ¿hasta qué punto esto también afecta la calidad, el concepto y demás?

Es claro que hay cosas que simplemente son vistas desde lo inmediato, desde lo rápido que se pueden hacer, pero hay otras tantas que tienen un valor adicional justamente por el tiempo que se toma una persona en hacerla. Y si ya no toma tanto, si ya el valor agregado no es el detalle sino lo rápido: ¿a dónde vamos con estas nuevas “versiones” que van llegando cada día?

Todo esto apunta a una sola cosa, las tecnologías son las herramientas, de nosotros depende el buen o mal uso que damos a las cosas, y claramente se necesita una “educación” en términos de cómo y cuándo usamos las cosas.

Mañana o en unos meses, qué se yo, habrá una “actualización” y entonces según mi analogía estaríamos en la era de la “versión 3.0”, pero lo importante no es en cuál estamos, sino cómo nos modifica y cómo nos adaptamos.

 *Imagen tomada de Getty Images

Cristhian Herrera
Community Manager
Colombia Digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*