«

»

Jun 26

La informalidad laboral del siglo XXI en Colombia

A partir de la propia dinámica que impone la globalización y el desarrollo tecnológico, surgen empleos que responden a la nueva demanda de necesidades de la sociedad. Por ejemplo, hace unos años no se requería de un Community Manager y tampoco de un animador digital. Como estos nuevos roles hay muchos otros y en particular, en lado informal de la economía. Basta no más con dar un paseo por Bogotá o posiblemente cualquier otra ciudad colombiana para observarlos. He aquí una breve mención de aquellas necesidades a las que responden muchos de los empleos informales que a diario vemos en nuestras urbes:

1. Si se quiere comunicar con urgencia con un familiar, un amigo o un compañero de la oficina y se le acabó el plan de minutos de su celular. No se preocupe, en cualquier esquina, en un puesto de dulces, encontrará quien le ayude: el vendedor de minutos.

Informalidad_laboral

2. Si en su ciudad los gobernantes son de los que poca simpatía tienen con el bienestar público y la transparencia en el uso de recursos y por supuesto, no invierten en el mantenimiento vial. No hay problema, existen emprendedores urbanos que le ayudarán en su movilidad diaria: el reparchador de huecos.

3. Si el problema es de estrés a causa del tráfico o los problemas propios de la vida diaria, tal vez lo que usted necesita es apreciar un espectáculo espontaneo en la calle por unos muy espontáneos artistas: los malabaristas, acróbatas o magos de los semáforos.

4. Ahora, si el médico le recomendó que es necesario que deje de “galgear”, es decir comer a diario golosinas y comida empaquetada, y que por el contrario, consuma alimentos más sanos, posiblemente entonces le simpatizarán los emprendimientos saludables de las calles: los vendedores de fruta, yogurt y cereal.

5. Se la ha descargado su celular y dejó su cargador en la casa del familiar el fin de semana. O requiere hablar por su móvil mientras conduce y quiere evitar un accidente y de paso una multa de tránsito. Su solución está en la vía: vendedores viales de cargadores y dispositivos manos libres.

6. Se encuentra conduciendo y se acerca al cruce de una vía que no cuenta con semáforo y además presenta un alto flujo de vehículos que le dificulta su paso. En cualquier país diferente a Colombia es posible que esta situación no sea un problema, los conductores darían el paso. Pero ahora, si usted habita este paraíso terrenal y en particular vive “más cerca de las estrellas”, no se preocupe, ya existe alguien que puede ayudarle: El “policía” de tránsito voluntario.

7. Requiere de un programa para su computador, o un videojuego para su consola, o una película que no alcanzó a ver en cartelera, o la colección de éxitos de su grupo musical preferido, puede adquirir cualquiera de estos productos a módicos precios (aclaro, aunque no muy legal) a los emprendedores de multimedia a la medida.

La lista es por supuesto aún más extensa, de estos oficios que surgen para responder ante todo, a la falta de oportunidades de un modelo económico inequitativo y excluyente. ¡Pero bueno que carambas!, lo bueno es que pronto ya seremos miembros de la OCDE.

*Imagen tomada de archivo/Vanguardia Liberal

Oswaldo Ospina
Coordinador de TIC y Educación
Corporación Colombia Digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*