PARÁSITOS, crítica y taquilla

Pocas veces concuerdan los comentarios de especialistas en cine y los espectadores. Por lo general hay películas bien valoradas por la crítica, pero con poca respuesta en taquilla o al contrario, blockbusters que divierten sin trascender. Parásitos (Gisaengchung), la película sur coreana es una de esas excepciones.

Ya le veníamos siguiendo el rastro puesto que había sido la flamante ganadora de la Palma de Oro en el principal festival de cine del mundo: Cannes 2019 y porque recientemente ganó el Globo de oro en la categoría de mejor película en lengua no inglesa, lo cual nos indicaba que algo tenía. Sin embargo, lo que nos impulsó a verla fue el positivo voz a voz.

No escuchamos un comentario negativo relacionado con el idioma original, el coreano, o sobre el estilo de narración, diferente al de Hollywood, o acerca de las actuaciones más dramáticas de los asiáticos.

Quienes ya la habían visto se centraban en la historia y como los había hecho sentir diferentes emociones. Y ahí está la clave de Parásitos, en que nos brinda sensaciones diversas que van desde la risa, pasando por el asombro, el temor, la sorpresa y la crítica social .

El destacado actor Song Kang-ho interpreta a Kim Ki-taek el padre de la familia

Su director Bong Joon-Ho, el mismo de Okja (2017), nos presenta en esta ocasión a la familia Kim: unida y creativa a pesar de las precarias condiciones económicas en las que se encuentran, la cual ve una opción de salir de esa condición con el nuevo empleo de su hijo como tutor de inglés de Park Da-hye, la hija mayor de la adinerada familia Park.

El muchacho ve la posibilidad de conseguirle un empleo a su hermana allí mismo y entre los dos intentarán que toda la familia Kim viva de los Park como una especie de parásitos, así tengan que hacer trucos que rayen en lo ilegal; solo que cuando nos damos cuenta del lío en que se metieron ya estamos lo suficientemente compenetrados con su causa.

Por eso nos reímos con sus ‘picardías’, nos preocupamos con sus decisiones, nos aterramos con los giros de la situación en la que se metieron, nos desconcertamos con el rumbo de los acontecimientos y nos asombramos cuando nos damos cuenta que en medio de esa entretenida trama hay un desprecio por la clase social a la que no se pertenece.

La casa de los Park, fue diseñada especialmente para la película y se convierte en un personaje clave dentro de la trama

Las escenas que incluyen lluvia nos golpean tan fuerte que son difíciles de olvidar, pues lo que al comienzo nos parecía divertido, con el aumento diluvial termina convirtiéndose en un metafórico catalizador para los radicales actos que cometerán los protagonistas, algunos exagerados, pero efectivos desde la lógica cinematográfica.

«Una vez que superes la barrera de los subtítulos conocerás películas asombrosas» dijo Bong Joon-Ho cuando recibió el Globo de Oro y agregó cuando le preguntaron por el éxito de esta historia en todo el mundo, «Hoy todos vivimos en un mismo país: el del capitalismo». Un sistema económico y social cuyas profundas y dolorosas diferencias se evidencian en esta trama.

Parásitos no sólo es la gran favorita de los críticos para ganar el premio Oscar en la categoría de mejor película en lengua no inglesa, desde ya es el largometraje asiático más taquillero de los últimos tiempos con 130 millones de dólares en todo el mundo (hasta la fecha), confirmando que sí es posible contar en cine, historias trascendentales de manera entretenida .

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*