«

Feb 13

Gustos en la carrera al Oscar 2019

– Según tú ¿Cuáles son las mejores películas nominadas al Oscar 2019? respondí con otra pregunta ¿Las mejores para un concurso como los Oscar o las que más me gustaron? hubo silencio. Al parecer esperaban de mí una respuesta radical, como lo hacen los críticos.

Después de una pequeña discusión en donde me dijeron fajardista, decidí escribir este post, pues una cosa es lo que considero ‘premiable’ en la carrera al Oscar y otra lo que me conmovió, entretuvo y me puso a pensar.

 

Si quieren una respuesta polarizada y sin matices (como la política colombiana) digo que la ganadora del Oscar a mejor película es muy probable que sea Roma, cuya fotografía en blanco y negro al estilo del neorealismo italiano de los años 50 tiene emocionados y nostálgicos a la mayoría de críticos en el mundo (Ganó Globo de Oro, BAFTA, Critics’  choice movie awards, entre otros), y aunque su narrativa es parsimoniosa, el hecho de tener como protagonistas al tipo de personas que Donald Trump perseguiría, la vuelve políticamente adecuada para decirle que así construya un muro de ladrillos hay otras formas de saltarlo.

Sin embargo, y apesar de su alta calidad técnica no la disfruté.

Para saber más de lo que pienso de Roma ir a este post http://blogs.vanguardia.com/el-colombian-dream/2019/01/23/roma-arte-o-somnifero/ 

 

Si aceptan un comentario mezclado de gusto personal, diría que me gocé más la interpretación que hizo Rami Malek de Freddy Mercury en Bohemian Rhapsody. Canté en el teatro cada una de las canciones y golpeé el piso cuando el guitarrista Brian May les cuenta al resto de grupo que tiene una idea para que los seguidores participen. Tengo claro que mucho de eso obedece a mi condición de seguidor del legendario grupo Queen y por la admiración a la calidad vocal de Mercury.  La película en realidad no tiene un plot definido. No se trata de una historia de Amor, o de la lucha por lanzar la canción que le da el título, o de la lucha por el éxito y queda corta en lo de la amistad. Las biografías de estrellas tienden a contar secuencialmente el camino del ídolo sin una línea dramática en particular y Bohemian Rhapsody no es la excepción.

Pero salí contento del teatro.

 

 

La cinta dirigida por Spike Lee, BlacKkKlansman  o El infiltrado del KKKlan me sorprendió. No esperaba mayor cosa por la intermitencia de Lee, quien fuera considerado un prodigio hace varios años luego de dirigir Malcom X y la verdad se estaba perdiendo en el camino.

Debo decir que quedé enganchado con la historia desde el primer minuto por la descomplicada forma de ser del personaje principal y por la manera en que Lee nos pasea por las dos orillas de esta intriga racial.

La trama transcurre en los años 70 en medio de un discurso de odio que intenta ser combatido con más odio. El final ha sido motivo de discusión ya que ese tono animado que recorre la mayor parte de la historia al final se torna aleccionador.

 

La película de carretera Green Book, me agradó. Esta obra dirigida por Peter Farrelly  también trata el tema de la discriminación visto a través de los ojos de un refinado pianista de raza negra educado en europa y su particular chofer italiano, quien trabajaba como jefe de seguridad en un reconocido club de Nueva York.

Durante una gira deben ir hasta los estados más racistas de los estados unidos a comienzos de los sesenta y ahí se forja una curiosa amistad.

Las actuaciones de Mahershala Ali y Viggo Mortensen le imprimen naturalidad y nobleza a sus personajes. Ambos están nominados en las categorías de mejor actor y mejor actor de soporte.

 

 

En El Vicepresidente encontré una forma diferente (un tanto alocada) de hablar sobre un personaje real, aunque confirmé lo que dije anteriormente sobre las biografías. Con una narrativa poco convencional (no se asusten si a la mitad aparecen los créditos finales) vamos descubriendo cómo un político de bajo perfil como Dick Cheney logra concentrar un enorme poder después de que George Bush hijo lo invitara a ser su fórmula presidencial.

Dos garantías de calidad en Vice son: Christian Bale, quien nos tiene acostumbrados a soberbias interpretaciones que incluyen transformaciones asombrosas de su cuerpo y la segunda, la irreverencia de la productora Plan B la cual ha realizado cintas galardonadas como Moonlight, 12 años de esclavitud, Comer, rezar y amar, El árbol de la vida e Infiltrados, entre otras.

 

La Favorita, es ese tipo de películas que premian por su vestuario y escenografía en los festivales. Es notable el arte fiel y grotesco en algunas ocasiones, así como las entretenidas actuaciones de Rachel Weisz como Lady Sarah , Emma Stone en el papel de Abigail la nueva servidora de la corte y Olivia Colman dando vida a la caprichosa reina Ana. También podría pelear en la categoría de cinematografía por el uso de lentes gran angulares en las escenas y planos secuencias (donde no hay cortes), eso les gusta a los que premian las películas; yo voy más por la historia la cual me quedó inconclusa. La disputa de las dos mujeres por ser la ‘favorita’ de la reina termina cuando empezaba a ponerse interesante.

Los otros títulos en competencia como Black Panther y Nace una estrella a pesar de ser destacados y atractivos dentro de sus respectivos géneros, es obvio que las incluyeron por ser taquilleras, uno de los cambios que quería hacer la academia en su afán por atraer espectadores a esta gala que será el 24 de febrero a las 8 de la noche.

Hace mucho dejé de ir a cine para criticar o posar de erudito ante mis colegas, por eso incluyo en mis comentarios apreciaciones que salen de mi gusto personal. Valoro aspectos como la destreza y la estética artística por supuesto, pero me quedo con las historias entretenidas, conmovedoras y que me hagan pensar, en el mejor de los casos todo junto. Por eso se me hace difícil responder con pedantería cuál fue la mejor y cuál la peor.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*