«

»

Dic 12

INFLUENCIA BOLIVARIANA

Se anuncia racionamientos de agua, la naturaleza tal y como ocurre al otro lado de la frontera salvo que las condiciones climáticas previstas por los meteorólogos(o mentirólogos que nunca adivina una), quienes excepcionalmente esta vez han sido más acertados, entraremos en una fase similar a la que además de Chávez debe soportar con estoicismo el racionamiento de la democracia como el agua y la energía y los dólares para pagar deudas por importaciones y viajar.

En Colombia, no hemos sabido aprovechar las épocas de vacas gordas, para mejorar nuestra infraestructura que permita afrontar momentos como el que con angustia anuncian nuestras autoridades. El fantasma del racionamiento de 1.991 nos ronda. No solo las autoridades están obligadas a  buscar soluciones, nuestro espíritu derrochador debe ser dominado a  base de esfuerzos aprendiendo a   dosificar nuestros consumos. Se ha comprobado que más que la naturaleza somos los mayores depredadores de recursos para tardíamente quejarnos por lo que no hicimos con racionalidad.

El pésimo manejo que damos  en zonas rurales y urbanas a  la vegetación convirtiéndolas  en desiertos y selvas de concreto respectivamente. Para esta interpretación, autoridades, constructores además de quienes viven de explotar sin miramientos los recursos naturales deben conciliar intereses en beneficio de quienes gobiernan y  quienes satisfaciendo con  su demanda les prodigan su modus vivendi, ya sea accediendo a cargos públicos  o adquiriendo el producto de sus actividades.

Si bien contaremos con un embalse y una represa no podemos anticiparnos a abusar consumiendo agua y energía pues ambos proyectos demorarán  en su ejecución

 Conceptuamos que el difícil momento que por cuenta del déficit en servicios públicos sería el  mayor enemigo del dictador vecino  pero en Colombia podrá serlo para pensar en seguir con los mismos de siempre llámense  izquierdistas, derechistas o de centro

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*