«

»

Feb 24

EL TRIANGULO DEL DESPELOTE

El Triángulo de Las Bermudas zona del Atlántico que abarca más de 4.000.000 de Kilómetros cuadrados, más de 35 veces el tamaño de Colombia o 24.500 el de Bucaramanga. Esta zona es también conocida como el limbo de los perdidos, así llamado por el alto número de desapariciones.

Uno de los episodios más conocido fue el de Helen Cascio, una experta piloto que se aproximaba a una Isla en Las Bahamas, cuyas últimas palabras escuchadas desde la torre de control que la guiaba, cuando le manifestaba a su pasajero “acá no hay nada, ni aeropuerto, ni casas ni nada” y por último y llena de pánico por la impotencia que la embargaba, expresó “¿No hay manera de salir de esto?”

Bucaramanga parece una extensión de este triangulo y uno de los perdidos entre tantos pare ser la piloto de nuestra Dirección de Tránsito Elvia Liliana Sarmiento y sus pasajeros que para el caso son los ene y tantos alféreces que pasean por la ciudad quienes aparentemente no ven nada, ni carros, ni motos, ni calles ni nada, como las tres perlitas existentes en la Avenida La Rosita entre carreras 27A y28, en donde alrededor de la clínica Chicamocha se han formado un parqueadero para taxis que se apropió de un carril de la calle 40 y de una vía que si bien no cumple con ninguna función, bordea un triangulo o zona verde que puede ser utilizada como alternativa para desembotellar el tráfico en momentos críticos. Ante la indolente mirada de quienes debiendo corregir el problema se ha convertido ese pedazo de vía en un parqueadero particular explotado por uno de los tantos propietarios del espacio público y que ya se extendió al brazo derecho de la zona verde invadiendo un carril generando la congestión que ya es característica de la ciudad que en una época fue la de los parques la más limpia de Colombia y la ciudad Bonita.

Bucaramanga se puede asimilar al famoso y mítico Triángulo, pues acá se perdió o está en el limbo la autoridad en perjuicio de la calidad de vida y movilidad ciudadana.

Ah y además irresponsablemente se autorizó montar una funeraria en plena zona residencial (y el POT?) y que ya habilitó una bahía sobre el andén para tránsito peatonal, destinada a parquear la carroza fúnebre encargada de trasladar a su última morada al difunto allí velado, y como todo lo que se autoriza no cuenta con parqueadero también se recurre al servicio y oficios del dueño de la calle. Y esto ocurre en solo un espacio de 10.000 metros cuadrados ínfima parte del triángulo parangonado.

 

 Será que en estos 4 años hallaremos forma de salir de este caos?, cuando andan dedicados a buscar ampliar sus dominios a otros 24 municipios sin arreglar el estado anárquico  local.

 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

1 comentario

  1. Alvaro Castilla Ramirez
    El problema es de liderazgo, de visión, de desarrollo. Desafortunadamente los bumangueses eligieron a un “sagaz empresario de la educación” y para gobernar una ciudad se requiere un lider y un grupo estructurado de especialistas en desarrollo urbano, cultura ciudadana, desarrollo regional, gestión ambiental, equistica, etc. Temas todos que parecen ajenos a la administración de la alcaldía, ¿que se puede esperar de un alcalde que en 15 meses de gobierno no ha sido capaz de limpiar la ciudad? Dificil pedirle Peras al Olmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*