«

»

Jun 08

El Día Mundial del IPv6

Recuerdan ustedes en la década de los 70s cómo eran los números de teléfono? Se los recuerdo: yo crecí con números de cinco dígitos: el 74-123, por ejemplo. Esos cinco dígitos podrían utilizarse hasta en unos 100.000 teléfonos. Con el paso del tiempo, nuestra zona metropolitana fue creciendo, y estos números no alcanzaban ya para responder a toda la demanda.

La respuesta entonces fue ampliar primero a 6 y luego a 7 dígitos, que es un estándar nacional, y es lo que tenemos hoy. Ahora son posibles entonces 10 millones de teléfonos.

La historia se aplica ahora al Internet: pero en vez de números telefónicos la red mundial funciona con direcciones IP que son en esencia lo mismo: el número único que identifica a un dispositivo en la red mundial.

En el estándar actual, el llamado IPv4, las direcciones IP se componen de cuatro números entre 0 y 255 separados por puntos: 201.15.33.66, por ejemplo. Este esquema permite tener aproximadamente unas 4 mil millones de direcciones IP diferentes.

Cuando se diseñó la red que luego formó el Internet, también en la década de los 70s, se pensó que ese número era más que suficiente para atender la demanda, pero con la expansión a nivel mundial  no sólo de computadores conectados sino también de dispositivos como cámaras, alarmas, celulares, etc. el número se quedó muy pequeño.

De hecho, la escasez es tal que algunos de los Registros de Internet Regionales o RIR, encargados de repartir estas direcciones, ya no tienen más direcciones disponibles. Ese es el caso de la zona de Asia; se espera que la zona Europea agote sus direcciones IP este agosto, y en un par de años la zona de América.

Como respuesta a esta necesidad de nuevas direcciones IP nació en 1.994 el estándar IPv6. En este video de YouTube, Vint Cerf, uno de los creadores del Internet, nos explica la importancia de este nuevo protoloco:

 

 

En IPv6 las direcciones se amplían a 8 números hexadecimales entre 0 y FFFF (65.535), lo que brinda la enorme cantidad de 340 undecillones (esto es, 340 seguido por 36 ceros!) que, según los cálculos de los científicos, debe ser suficiente para las necesidades inmediatas.

El problema es que IPv6 no es directamente compatible con el IPv4 actual. Así que los proveedores de servicios de Internet han tenido que prepararse buscando mecanismos de trabajo en redes paralelas.

Como parte de ese proceso de migración tuvimos el año pasado el “Día Mundial del IPV6”, en donde por 24 horas se activaron los equipos preparados para IPv6 a manera de pruebas. Pero después de esas 24 horas, todo volvió al estándar IPv4.

Antes de ayer, el miércoles 6 de junio del 2012, fue el “Día  Mundial de Lanzamiento del IPv6”, y desde entonces ha quedado activo el protocolo IPv6 y ha comenzado oficialmente la migración y el desmantelamiento gradual del obsoleto IPv4.

Desde ese día, sitios como Google, Yahoo y Facebook han quedado trabajando en ambos protocolos (IPv4 y IPv6), y muchos proveedores de acceso a Internet han activado permanentemente sus redes en IPv6.

Por ahora nosotros, los usuarios finales, no tenemos que hacer nada. Las direcciones IP siguen funcionando normalmente. Además casi todos usamos computadores con versiones recientes de sistemas operativos como Windows, Mac, Linux, Android, que manejan el nuevo estándar sin problemas.

Quizás lo único es verificar en nuestras casas y en nuestras oficinas que los equipos de red, como switches y enrutadores sean compatibles IPv6 y si no lo son, tratar de cambiarlos en un tiempo razonable, como en el próximo año.

En realidad la tarea más difícil y compleja les corresponde a los proveedores de acceso a Internet como UNE, Telmex y Telebucaramanga, pues deben comenzar esta migración en sus redes lo más pronto posible.

Es un hecho que en un par de años, a lo sumo, ya no podremos tener direcciones IPv4 nuevas. Solo se estarán otorgando direcciones del tipo IPv6. Así que esta migración, que se ha venido postergando por años,  no se puede aplazar más. La red ya no es más una pequeña aldea global de los años 70 y todos los que estamos conectados no cabemos en el Internet.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*