«

»

Oct 03

“CANTINFLIAR”, AHÍ ESTÁ EL DETALLE

Si el mundo anglosajón tiene a Chaplin como el gran referente del humor social en el cine nosotros los latinoamericanos tenemos a Cantinflas, el joven “pelado” mexicano inocente, enredador y enamorado a quien el director Sebastián del Amo homenajeó en la película que lleva su nombre, la cual pudimos ver en estrenó el dos de octubre en Colombia.

 

cantinflas

 

Aunque no estaba lleno el teatro si había una buena cantidad de personas que parecían venir de la zona rural, algunos mayores quienes asumo vieron las películas de Mario Moreno Cantinflas en estreno y no en televisión como nos tocó a nuestra generación.

Pero lo que parecía una percepción parcializada de este citadino bumangués rápidamente se fue transformando en una certeza con el trascurrir de la película pues allí se va dejando ver que el tipo de humor de Moreno encontraba identificación con el pueblo, el mexicano en un comienzo y con todo el latinoamericano después.

Siempre he tenido prevención con las películas de corte biográfico pues la tendencia es a contar una sucesión de hechos uno detrás del otro así no nos emocionen, es decir, que hay un afán por no dejar por fuera nada de la vida y obra del personaje real pero no por aplicar una estructura dramática que nos altere con sus puntos de giro y con sus nudos.

 

Mario Moreno a la izquierda, a la derecha Oscar Janeada

Mario Moreno a la izquierda, a la derecha Oscar Jaenada

 

Aun así quería ver Cantinflas, su trailer me enganchó, y una vez vi la película el actor español Oscar Jaenada también lo hizo (otra de las polémicas insulsas por no ser mexicano) pues logra los matices en la voz y la medida en los gestos que esperaba.

La película lleva dos historias paralelas pero con diferencia de 20 años, la una en 1931 cuando el joven Mario se abre camino en las carpas de espectáculos en México y la otra en 1953 en los Ángeles cuando el productor Mike Todd un tanto mitómano un tanto soñador quiere hacer una gran película con los mejores artistas del momento pero con apariciones gratuitas. Por azar del destino será Cantinflas quien logre dar la “Vuelta al mundo en 80 días” como se tituló la película de Todd y no precisamente gratis.

La Cantinflas de Sebastián del Amo podríamos decir que es bonita, con actuaciones curiosas pero verosímiles, cuidada en el arte, la adaptación histórica y la música, y aunque juega como decía con los tiempos y la ubicación de estos dos personajes le hace falta profundizar en el drama, al menos de uno de los aspectos fundamentales del personaje. Por ejemplo, el conflicto que queda esbozado con su esposa que se soluciona rápidamente.

 

Mario Moreno Cantinflas

Mario Moreno Cantinflas

 

Pero bueno, las películas de Mario Moreno siempre fueron sencillas, fáciles de digerir para cualquier tipo de público, incluso a veces terminaban con discursos moralizantes o moralejas que le restaban un poco de valor, aunque en últimas no importaba pues la fuerza actoral del humorista mexicano, su improvisación y el dominio del mundo que rodeaba a su personaje era lo que se iba a apreciar.

Hay un momento que realmente me gustó en la película, cuando casi derrotado por conseguir que Mario Moreno actuara en, La vuelta al mundo en 80 días, el productor Todd es abordado por un señor quien lo había escuchado lamentarse por la negativa del actor mexicano en el restaurante. Respetuosamente le pregunta si puede darle un consejo y el productor que no conoce a su interlocutor le dice que adelante. El señor de unos 58 años le dice que no intente convencer a Mario Moreno que hable directamente con Cantinflas, que de pronto así le iba mejor. El hombre se despide y el productor se queda viéndolo. El señor se pone su sombrero negro de bombín, coge un bastón y se va caminando de manera graciosa con los pies bien abiertos hacia los lados dándole vueltas al bastón.

 

A la izquierda Cantinflas a la derecha Chaplin

A la izquierda Cantinflas a la derecha Chaplin

 

Todd se ríe pues se da cuenta que quien le da el consejo es nadie menos que el más grande humorista de todos los tiempos Charles Chaplin.

Un poco como sucede en la película Ed Wood, de Tim Burton, donde el que es considerado el peor director de todos los tiempos se va desesperado a un café a tomarse un trago pues no soporta más a los productores que se meten en su historia. De pronto ahí mismo sentado en una mesa del fondo está el que es considerado el director de todos los tiempos Orson Wells con El ciudadano Kane. Ed se le acerca y con todo respeto le dice que si pueden hablar y Wells quien al parecer también se encuentra aburrido entiende perfectamente lo que le cuenta Wood y en una escena mágica el peor y el mejor del mundo cinematográfico se sienten igual.

A diferencia con el pequeño vagabundo de Chaplin que no hablaba, Cantinflas lo hacía `hasta por los codos`, soltaba una sucesión de palabras que aparentemente  sonaban bien pero en realidad no tenían otro objetivo que enredar. Claro está que ambos lograron hacer reír a la vez que tocaban las fibras de la sociedad en la cual les tocó vivir.

La misma academia de la lengua española reconoció a “Cantinflear” como una palabra válida para referirse a aquellas personas que hablan mucho pero no dicen nada, sin ofender a varios políticos tradicionales de nuestras tierras, el término es muy apropiado.

Por lo menos en México esta película ya es la segunda en taquilla en los últimos años no sé en Colombia como le vaya pero hay que verla aunque sea por nostalgia de épocas glamurosas de grandes actores innatos o por cultura general pues no sobra recordar que Moreno hizo cerca de 50 películas, que se casó con una bailarina rusa, que lideró la formación de un nuevo sindicato de actores y que conquistó al mundo con su baile descordinado pero picarón, con su estilo `descalsurriado`, su geringonsa confusa y divertida, su aparente ingenuidad y su aire de latinoamericano universal.

529168_10151452551301848_130719251_n

Aquí vea Cantinflas Trailer oficial

Comentarios

comentarios

1 comentario

  1. claudia
    Pues a mi no me gustó… soy fiel a las películas de cantiflas de toda la vida, soy de aquellas que si iba a cine del pueblo (San Gil)… La verdad quería saber más sobre su vida y no sobre sus películas, que ya me las sé de memoria, e infortunadamente no lo encontré. Falta aun el biopic de esté importante artista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*