De Harvard al campo colombiano: la educación a un clic de distancia


El internet satelital, una tecnología que habilita las conexiones en los lugares de difícil acceso, se convierte en un aliado de las zonas rurales habilitando allí la participación en los modelos de educación virtual.

En Colombia la educación virtual se ha comportado con una tendencia al alza: de acuerdo con las cifras del Ministerio de Educación, en 2010 había 12.000 estudiantes bajo esta modalidad en el país; en 2015, 65.000; y en 2017, 80.000. En el mundo las cifras también son contundentes: según el estudio ‘El Mercado Global del E-learning’ del Online Business School, para finales de 2019 se estima que 50% de las clases que se dictarán en instituciones de educación superior serán virtuales.

En materia de educación rural, el Índice Sintético de Calidad Educativa (ISCE), presentado en mayo de 2018, indicó que el promedio de años de educación en una zona de este tipo en 2016 fue de 5,5, mientras que para la zona urbana fue de 9,6. A lo que se  suma que el  3,8% de los niños entre los 12 y 15 años que viven en el campo, no van al colegio.

Y si se hace foco sobre la tecnología, el informe detalla que solo 53% de las escuelas rurales tiene acceso a internet frente a un 91% de las que se encuentran ubicadas en zonas urbanas. 

En este punto es donde el internet satelital, como el que ofrece HughesNet, se vuelve un aliado infalible de la educación, pues su tecnología habilita las conexiones en las zonas que eran tradicionalmente de difícil acceso, llevando a todos estos lugares los beneficios del modelo de educación virtual o los contenidos complementarios del sistema educativo que hoy están sobre plataformas digitales.

Pero más aún, no se trata de llevar el conocimiento solo a los más chicos, sino a los adultos que también pueden obtener muchos beneficios a partir de la educación online.

Plataformas como NetxU, OpenEnglish, Coursera y Platzi, entre otras, han ganado muchos adeptos por las competencias que imparten sus cursos, por acercar a todos a las grandes escuelas del mundo, como Harvard, y por las facilidades naturales del modelo, que no requiere que los profesores y estudiantes converjan en espacio y tiempo para enseñar y aprender.

Con un panorama como este es evidente que la conexión en las zonas rurales es una condición necesaria para que no se pierdan oportunidades de educación en el país, y para que se continúe transitando un camino hacia una mejor calidad de vida para sus pobladores y un crecimiento sólido para Colombia.

Comentarios

comentarios

1 comentario

    • Jorge Chavarro Molina en 28 marzo, 2019 a las 6:12
    • Responder

    Muy interesante pero una pregunta donde puedo hallar mas información sobre que empresa o quienes facilitan el acceso a ese Internet. seria bueno que relacionaran la empresa que presta esos servicios para contactarlos directamente.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*