«

»

Abr 08

Un vistazo al Apple TV, segunda generación

El Apple TV y su diminuto control remoto

El Apple TV y su diminuto control remoto

El Apple TV es un dispositivo pequeño, en precio y en tamaño, que curiosamente lleva el contenido digital desde las reducidas pantallas del ipod, ipad o los computadores portátiles o de escritorio, a las pantallas gigantes de los televisores LCD, plasma o LED de hoy.

Eso es en pocas palabras el Apple TV; es el puente que lleva nuestro contenido digital (películas, programas de televisión, videos, música y fotos) desde nuestros computadores o reproductores personales, o directamente desde la tienda de iTunes en Internet hacia nuestros televisores en la sala o en la habitación, y todo en alta definición y con sonido digital.

Así, podemos en teoría evitar el alquiler de películas tradicional de tienda, en donde tenemos dos preocupaciones: una, que la película que queremos esté disponible, y dos, regresar la película a tiempo, sin caer en costosas multas.

En teoría funciona así, y de hecho sienta las bases del entretenimiento del futuro, aunque para mi opinión, un poco adelantado para nuestro país, ya que las redes de datos, con las que accedemos a ese rico contenido digital, aún no están listas para ese tipo de descargas.

Ejemplo de reproducción de Música de iTunes en Apple TV (Foto: René Di Marco)

Ejemplo de reproducción de Música de iTunes en Apple TV

Veamos entonces la experiencia de usar este “gadget” en Colombia, hoy en día, en un hogar normal.

El dispositivo en Estados Unidos cuesta 99 dólares, que trayéndolo con un buzón internacional y colocado en Bucaramanga cuesta alrededor de $280.000 pesos. Claro, por su tamaño y peso, es fácil de encargar a alguien que viaje, y con ello el costo se reduce a menos de $200.000.

El Apple TV es una cajita cuadrada, muy pequeña, con un control remoto plateado minimalístico. Se activa simplemente conectándolo a la energía eléctrica, y al televisor que se quiera usar a través de un puerto HDMI. Ojo, el cable HDMI hay que adquirirlo.

El control remoto al ser tan mínimo, dificulta la entrada de caracteres alfanuméricos, que deben ser seleccionados uno a uno, en un proceso doloroso. Gracias a Dios, Apple liberó una aplicación gratis para sus ipods y ipads llamada “Remote” que funciona como un muchísimo control remoto para el Apple TV, utilizando lenguaje de gestos y el teclado completo. Muy recomendado.

Obviamente, sigue la conexión al Internet. Para ello se conecta a un enrutador inalámbrico de la casa (hoy presente en casi todos los hogares) o a través de un puerto LAN por medio de cableado de red.

Importante es -si se va a utilizar la conexión inalámbrica- asegurarse que la señal inalámbrica sea lo más fuerte posible en el sitio en que va a estar el Apple TV, por lo menos con dos “rayitas” del nivel de señal, pues de lo contrario la reproducción de las películas y demás contenido será demasiado lenta.

Un vistazo a los puertos del Apple TV. (Foto: René Di Marco)

Un vistazo a los puertos del Apple TV.

Una vez se da el nombre del enrutador y la clave de acceso se tiene la puerta para el Internet. El Apple TV funciona especialmente con la tienda de Apple (también con NetFlix o YouTube), y por lo tanto hay que crear una cuenta en dicha tienda, que se puede hacer en el PC o Mac a través de Internet, necesitando tan solo una cuenta de correo válida y activa.

Una vez activada la cuenta en la tienda de Apple, se puede empezar a ordenar el contenido. Obviamente sólo están disponibles las películas y programas de los estudios con los que Apple tenga acuerdos, que aunque son bastantes e importantes, no son todos.

Y esto último empeora cuando se descubre que la tienda iTunes para Colombia no permite alquilar ninguna película por una cuestión de derechos de autor sin resolver aún.

Pero suponiendo que utilice una cuenta que tenga acceso a la tienda americana tenga en cuenta lo siguiente: las películas en alta definición tienen un tamaño en bytes inmenso. (Pueden estar fácilmente alrededor de 4GB). Por lo tanto, en una típica red de banda ancha de 1Mb el tiempo de descargar estas películas es de varias horas. Así que lo recomendado es seleccionar y descargar la película el día anterior o al menos con varias horas de anticipación. Esto mientras nuestras redes alcanzan una velocidad adecuada, lo que creo debe pasar en un par de años.

Pero sigamos con el proceso: ya tenemos la película descargada en nuestro iTunes, y estamos listos para verla; acá viene otra palabra de precaución: como vienen de la tienda americana, su lenguaje principal es el Inglés, y los subtítulos, que de hecho son escasos, también vienen muy limitados. Así que si su manejo de este idioma no es muy avanzado, tendrá dificultades en ver estas películas.

La selección de películas de la tienda americana de iTunes en Apple TV

La selección de películas de la tienda americana de iTunes en Apple TV

Respecto al tiempo de utilización: una vez se descargan, se cuenta con 30 días para empezar a ver la película. Y una vez se comienza a ver, se tienen 24 horas para terminar de verla o para verla varias veces. Después de ese tiempo, se “devuelve” a la tienda silenciosamente.

El costo de los alquileres: un dólar por episodio de una serie de televisión, tres por una película en resolución estándar, y 4 dólares por una película en alta definición. Un poco más alto que los de las tiendas locales de alquiler de películas.

Insisto, es un producto que para nuestro mercado está un poco adelantado: por nuestras redes, y por la restricción del contenido de nuestra tienda iTunes. Pero si podemos vivir con sus limitaciones actuales, es una pequeño producto que tiende un puente gigante desde el Internet, pasando por el computador directo a nuestra sala de cine, permitiendo que nuestro contenido digital sea parte normal de nuestros televisores.

Cómo se puede ver contenido de la tienda americana en Colombia:

Para ver el contenido de la tienda americana hay que seguir estos pasos: primero, crear una cuenta en iTunes seleccionando en el país obviamente Estados Unidos. En el proceso de crear la cuenta le va a pedir una forma de pago; nótese que sólo acepta aquellas válidas en Estados Unidos, entre ellas tarjeta de crédito con dirección de cobro en ese país.

No se preocupe. No seleccione ninguna forma de pago por ahora. La forma de pago será por medio de tarjetas de regalo (Gift cards) que se pueden adquirir en diferentes tiendas especializadas en Colombia, o a través de tiendas similares en los Estados Unidos, como AMAZON, por ejemplo, pagando esta vez con tarjeta de crédito colombiana.

Así se ve una película cuando está lista para ser alquilada en el Apple TV. (Foto: René Di Marco)

Así se ve una película cuando está lista para ser alquilada en el Apple TV.

Una vez obtenga esas tarjetas de regalo, simplemente seleccione la opción de “canjear” que es el proceso de redimir ese crédito en su cuenta de iTunes. Así le podría quedar, por ejemplo, $25 dólares abonados a su cuenta, que puede utilizar en alquilar (o comprar) películas en la tienda de Apple.

Ahí ya tiene el contenido disponible; sólo falta descargarlo. Mi consejo es que no lo haga directamente desde el Apple TV, sino que lo haga desde el iTunes de su computador. Y además que lo haga con tiempo: dependiendo de su conexión, puede demorarse unas 8 horas o más bajar una película en alta definición.

Una vez descargada, se comparte el contenido de su iTunes con el Apple TV, y listo!. A disfrutar películas muy recientes, en alta definición, en la comodidad de su sala u habitación. Solo queda pendiente preparar las crispetas, pero eso ya es un problema más sencillo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*