«

»

Nov 28

El Primer Avión Alimentado Sólo Con Energía Solar Dará La Vuelta Al Mundo En 2010

La Agencia Espacial Europea ESA apoya con su tecnología el proyecto del aventurero suizo Bertrand Piccard. El primer avión tripulado e impulsado sólo con energía solar dará la vuelta al mundo en 2010 tras superar la dificultad técnica de volar de noche que hizo fracasar al proyecto Helios de la NASA en 2001. El prototipo, dirigido por un aventurero suizo, está cubierto de celdas fotovoltaicas y necesita pesadas pilas que almacenen la energía para que continúe volando durante las horas de la noche. Dos motores en la cola ayudarán al despegue sin asistencia y cargarán las pilas. El proyecto pretende demostrar que el desarrollo sostenible no está reñido con el progreso.
Los retos científicos son múltiples ya que será necesario recurrir a materiales ultraligeros, adaptar cierto tipo de membranas a las placas solares, incorporar nanotecnologías y, sobre todo, analizar con fórmulas matemáticas el mayor aprovechamiento energético.
El proyecto de avión bautizado “Solar Impulse” estará equipado con motores de hasta 30 kilovatios y 40 caballos de potencia en el momento de mayor insolación, pero capaces de alcanzar una media de 10 kilovatios o 12 caballos, la misma energía del aeroplano de los hermanos Wilbur y Orville Wright que despegó en las dunas de Carolina del Norte (EEUU) por primera vez en la historia en 1903.
Piccard, un psiquiatra, parece dispuesto a perpetuar con este nuevo proyecto la tradición pionera familiar. Bertrand es hijo del famoso oceanógrafo suizo Jacques Piccard, que a bordo del batiscafo “Trieste” descendió el 23 de enero de 1960, junto al estadounidense Don Walsh, a 10.916 metros de profundidad en la fosa del archipiélago de las Marianas, en el Pacífico Occidental, la región más honda de los océanos, un récord que nadie ha podido superar hasta ahora. El abuelo de Bertrand, Auguste Piccard, fue el primer hombre que consiguió en 1931 subir a 16.940 metros de altitud a bordo de un globo con cabina hermética, convirtiéndose así en el pionero en alcanzar la estratosfera.
Piccard confiesa que la idea le vino antes de su periplo en globo aerostático pero que tuvo que aguardar varios meses hasta convencer a los científicos de la posibilidad de lanzarse en el proyecto.
Los creadores y alentadores del proyecto piensan que el futuro de nuestro planeta depende del desarrollo de nuevas tecnologías más que de la reducción de nuestra movilidad o de nuestra calidad de vida. De esta forma, el Solar Impulse pretende ayudar al progreso, aunque de una forma no agresiva con el medio ambiente.
La intención del Solar Impulse es la de promover el uso de energías alternativas en la aviación, en este caso la solar, infinita y limpia en comparación con los contaminantes y finitos combustibles fósiles que se utilizan en la actualidad.
El Sol es la principal fuente de energía de los satélites, al igual que del avión de Piccard. La ESA  ha desarrollado algunos de los más eficientes sistemas inteligentes de gestión energética, células solares, y sistemas de almacenamiento de energía, con los que se conseguirá que este avión vuele sin problemas y sin ninguna fórmula tradicional de combustible.
Fuentes: Tendencias21, Solar-impulse

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*