«

»

Dic 10

El Reclamo De Más De 50 Mil Colombianos Lleva A Uribe A La Cumbre Climática De Copenhague

El presidente colombiano Alvaro Uribe escuchó finalmente el reclamo de más de 50 mil ciudadanos y confirmó este miércoles que concurrirá a la Cumbre Climática de Naciones Unidas que comenzó el domingo en Copenhague (Dinamarca).
La decisión de Uribe fue tomada luego de la fuerte presión pública ejercida por miles de colombianos que se reclamaron al presidente un firme compromiso para detener el cambio climático, luego de que el Ministerio de Relaciones Exteriores (1) informara a Greenpeace que la delegación colombiana ante la cumbre climática iba a estar presidida por el ministro Carlos Costa.
“Celebramos que el presidente haya atendido el reclamo de miles de colombianos. El futuro de los páramos, de todos nosotros y de las generaciones futuras se decidirá en los próximos días en Dinamarca y Uribe no podía faltar a la cita”, declaró Gustavo Ampugnani, coordinador político para América Latina desde Copenhague.
Como una forma de ilustrar el pedido del pueblo colombiano, Greenpeace realizó este miércoles una colorida protesta en donde las estatuas de los principales próceres nacionales le reclamaron al presidente que cumpla con su deber patriótico de representar al país en la trascendental cumbre de líderes del mundo y que defienda a los páramos de las consecuencias del cambio climático.
En forma simultánea con la demostración de Greenpeace, el Gobierno de Colombia anunció oficialmente que el presidente Uribe concurriría a la cumbre climática, respondiendo, de este modo, al reclamo de la organización ambientalista y de miles de colombianos que se manifestaron a través de página web www.greenpeacecolombia.org
No obstante la confirmación de que el presidente concurrirá a la cumbre, la organización ecologista expresó su preocupación por las declaraciones oficiales en el sentido de que Colombia espera que en Copenhague se logre un acuerdo político con compromisos claros para la conclusión de un acuerdo jurídicamente vinculante durante 2010 (2).
Greenpeace considera que contraponer la opción de un acuerdo “políticamente vinculante” a uno “legalmente vinculante” en Copenhague sólo contribuye a bajar las expectativas de alcanzar un tratado que nos aleje de un cambio climático catastrófico, además de crear una ola de apatía entre la clase política y el público en general evadiendo la pregunta de qué se necesita hacer para evitar un desastre de escala inimaginable.
“Esperamos que el presidente Uribe, ahora que ha confirmado su presencia en Copenhague, se sume al reclamo de los líderes que exijan un acuerdo ‘legalmente vinculante’ en el que quede claro a qué se compromete cada país para reducir drásticamente sus emisiones a partir de 2015 y qué naturaleza legal tendrán esos compromisos”, señaló Ampugnani.
FUENTE: www.greenpeacecolombia.org

Comentarios

1 comentario

  1. carlos
    La politica de segurida democratica entre muchos de sus beneficios, ha permitido que las multimacionales mineras lleguen con sus poderosas maquinas a territorios antes impensandos, y el gobierno anterior, se encargo de convertir a Colombia en una sola concesion minera, gracias al lobby de los presidentes de estas empresas. Pensar en un acuerdo que vincule legalmente la conservacion de los paramos, es poner en peligro la estabilidad de los mas ricos de mundo, representados en la Drummond, Glencor, Anglogold en Colombia etc etc, de modo que esperar que adquieran obligaciones que afecten sus intereses politicos y economicos es dificil de esperar.

    De modo que corresponde a cada uno de nosotros adquirir el compromiso por cuidar lo que hemos dejado de la tierra, antes que ella se encargue de sacudirnos por su cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*