«

»

Nov 17

La Gata, Colette

Bienvenidas y bienvenidos,

Esta nueva entrada tiene como fin recomendares un  libro leído recientemente por las colaboradoras de este blog: La Gata, de la escritora francesa Colette. Con ella inauguramos nuestra serie de reseñas sobre libros escritos por mujeres.

 

lagata_b

Escoger a Colette como nuestra primera invitada no es solo gracias al azar. Aunque vivió entre los últimos años del siglo XIX y el siglo XX, sería hoy una gran estrella, ya que tuvo una vida llena de altibajos, que cuenta a su vez una historia de superación personal como de libertad sexual. Un principio de feminista que, a su vez, celebraba la voluptuosidad de la sexualidad. No en vano, además de escritora, fue actriz de actriz de vodevil, teatro de variedades muy popular en Francia y Estados Unidos entre 1880 y 1930.

Para conocer más sobre Colette pinche en la imagen:

Colette vodevil

La historia de superación personal de Colette comienza cuando decide que ya no escribirá más sus populares historias sobre  Claudine, una sexualmente libertina estudiante bajo el seudónimo de Willy, que no es otro que el apodo de su marido, Henry Gauthier-Villars, que también era escritor y que la usó para alcanzar fama. Se divorció y se casó otras dos veces más, pero no dudó en explorar su sexualidad hasta con la hija de un duque. Lo anterior para notar que algunos pasajes del libro que podrían considerarse misóginos no son más que el reflejo que hace Colette del sentimiento de los hombres intelectuales de la época sobre las mujeres que se atrevían a plantear decididamente sus ideas, como en lo hace su protagonista femenina en la obra, Camille.

La gata es una novela corta que se puede conseguir en las librerías del centro de Bucaramanga y, aunque para los amantes de los animales puede resultar un poco turbadora, refleja una historia de celos, del pensamiento intimista de los hombres y de un mundo de sensaciones que resultaba muy provocador para época. El lenguaje es sencillo, nada artificioso, aunque puede resultar alongado de vez en cuando, sobre todo al hablar sobre la naturaleza. Su mejor personaje, sin embargo, es precisamente Saha, la gata.

Colette

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*