«

»

Jun 21

Cómo adaptar el guardarropas durante los primeros meses de embarazo sin invertir dinero.

Si estas embarazada, ¡felicitaciones! Estas empezando una de las etapas más hermosas que puede experimentar una mujer. Aunque también es una de las etapas con más cambios tanto emocionales como físicos.

Esta serie de cambios físicos los vas a ir viendo poco a poco, iniciando en los dos primeros meses con el ensanchamiento de las caderas y el aumento en el tamaño del pecho. Durante esta etapa aún no es necesario cambiar de guardarropas y puedes seguir usando tus prendas habituales con algunos trucos en caso que empiecen a incomodar.

  1. Para el ensanchamiento de las caderas es necesario darle algunos centímetros de más a la pretina del pantalón mediante el uso de unos cauchos (ligas) de pelo; el primer caucho se adjunta al ojal convirtiéndose el caucho en el nuevo ojal y el segundo caucho se adjunta al cierre y se cierra con el botón también, evitando que se baje el cierre del pantalón.

    Foto: www.plumetismagazine.net

    Foto: www.plumetismagazine.net

 

  1. Si tu estomago ya ha aumentado varios centímetros y la técnica del caucho de pelo no es suficiente, puedes invertir un poco de dinero es una banda expansible. Estas funcionan muy bien en pantalones de tiro corto o descaderados, pues los pantalones con tiro alto van a tender a deformarse creando unas bolsas en donde inician las piernas.

    Foto: ebay.com

    Foto: ebay.com

  1. Si usas las técnicas anteriores, es necesario cubrir la zona de la pretina para que otros no puedan ver los cauchos, para esto es recomendable usar una camisa larga o usar una banda para el vientre. Esta se puede fabricar de forma casera usando una camisa de tiras de material expandible o un top. La idea es usar la camisa o top en la zona abdominal escondiendo las tiras y encima la camisa normal, dándole así una longitud extra a las camisas.

    Foto: abeautifulmess.com

    Foto: abeautifulmess.com

 

  1. Durante los primeros meses vas a notar un dramático aumento del tamaño del pecho y seguramente la ropa interior que tenias (en especial los sostenes) los sentirás apretados y muy incomodos.

Si el problema es que sientes que el sostén o brasier queda apretado en la espalda, es decir si está dejando marcado el caucho en la espalda, puedes usar un extensor el cual se adjunta a la parte trasera del mismo, añadiendo unos cuantos centímetros al contorno.

Foto: Leonisa.com

Foto: Leonisa.com

Ahora, si el problema es que el tamaño del busto aumentó y la copa que usabas antes no te queda bien, lo recomendable es usar un sostén con copa más grande, es decir si antes eras copa B, pasarías a copa C y preferiblemente sin barillas. Por experiencia propia, te recomiendo que compres 1 o máximo 2 sostenes nuevos mientras tu busto termina de crecer y de adaptarse, no querrás dejar casi nuevas algunas prendas.

  1. Otra forma para adaptar el guardarropas sin invertir mucho dinero es reemplazando los sostenes o brasieres por los tops que normalmente usabas para hacer ejercicio. Este tipo de tops o sujetadores normalmente son elásticos dándote la opción de tener unos cuantos centímetros de más tanto en el ancho de la espalda como el en volumen del pecho, sin tener que comprar prendas nuevas.

    Foto: Adidas.com

    Foto: Adidas.com

Mena González

Consultora de Imagen y Marca Personal

www.ProPersonalBrand.com

Facebook: Pro Personal Brand

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*