«

Nov 04

¿En qué estaba pensando?

Por Laura Rojas González

En esta fotografía señalé los ángulos que hay que tener en cuenta al momento de maquillarse. La línea negra indica la forma en la que deben maquillarse las cejas. Desde el punto más alto hacia abajo se traza una diagonal hasta el final del párpado. La línea del mismo color que llega hasta la nariz es el ángulo imaginario que se menciona en la nota. Los óvalos blancos son los lugares donde la iluminación es clave: lagrimal, párpado móvil y un poco debajo de la ceja al igual que en el ‘arco de cupido’ sobre el labio superior. El triángulo terracota en la mejilla es EL REY DE LOS TIPS, la figura que debe ser trazada con un tono bronceado mate y posteriormente difuminada para lograr el efecto ‘5 kilos menos’. Las líneas cafés en la nariz son la parte que debe broncearse para lograr unos rasgos más finos. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

La línea negra indica la forma en la que deben maquillarse las cejas. Desde el punto más alto hacia abajo se traza una diagonal hasta el final del párpado. La línea del mismo color que llega hasta la nariz es el ángulo imaginario que se menciona en la nota. Los óvalos blancos son los lugares donde la iluminación es clave: lagrimal, párpado móvil y debajo de la ceja y el ‘arco de cupido’. El triángulo terracota en la mejilla es EL REY DE LOS TIPS, la figura que debe ser trazada y difuminada para lograr el efecto ‘5 kilos menos’. Las líneas cafés en la nariz son la parte que debe broncearse para lograr unos rasgos más finos. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Cada vez me sorprende más el nivel de dramatismo que es capaz de alcanzar la humanidad. Esto es evidenciado de miles de maneras como las ostentosas formas que tienen algunos de mostrar su poder adquisitivo o político, el deleite que demuestra alguien al ejercer control sobre otra persona, una población entera o sobre sí mismo e incluso las infinitas modalidades de autodestrucción y decadencia que día tras día alcanzan nuevas dimensiones y despojan, a toda prisa, la expresión humana de la delicadeza y hasta simplicidad del minimalismo que empezó a tomarse todas las esferas del mundo en la década de los sesenta tras la II Guerra Mundial.

Sin ser tan globales podríamos decir que incluso el discurso inicial de este texto está como para sentarse a llorar, pero bueno la idea no es ésa, porque realmente de lo que hoy quiero hablar es de un asunto que me impacta casi hasta las lágrimas pero al tiempo me produce risa casi hasta el mismo punto: La forma de maquillarse que han adoptado algunas mujeres, especialmente las más jóvenes e inexpertas en el arte de resaltar sus mayores fortalezas.

¿Qué estaba pensando? = WTF

En la fotografía Cristina Aguilera intentó con ese maquillaje, al menos eso parece, lograr un aspecto romántico, sin embargo rayó en los límites de la exageración y quedó como una caricatura de una mujer de los años 70. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

En la fotografía Cristina Aguilera intentó con ese maquillaje, al menos eso parece, lograr un aspecto romántico, sin embargo rayó en los límites de la exageración y quedó como una caricatura de una mujer de los años 70. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Por eso el título de esta entrada ¿en qué estaba pensando? Un cuestionamiento que seguramente surge con cierta frecuencia en la cabeza de cientos de personas que recorren diariamente los caminos a sus hogares, lugares de trabajo o que simplemente se encuentran en un lugar público cuando de manera repentina un escalofrío recorre todos sus cuerpos hasta llegar a la mitad de las sienes y convertirse en esta pregunta que surge tras ver frente a frente un esperpento producto del mal gusto, o del excesivo dramatismo en la forma de usar diferentes tendencias –o ninguna tendencia- de la moda, ¿A quién no le ha pasado?

Sé que por ser mujer debo ser solidaria con mi género, en verdad no debo, eso lo hago por gusto… pero es precisamente por esa solidaridad femenina que este grito mudo –porque está escrito- surge desde lo más profundo de mi ser para que quienes me lean, sean muchas o pocas, se den cuenta de que realmente todas las mujeres podemos vernos hermosas, interesantes, enigmáticas, sexys… sin tener que parecer payasos. Debemos resaltar nuestros mayores y mejores atributos y disimular aquellos detalles que tal vez no nos gusten tanto, pero ojo, eso no pasa por sí solo, recuerden una de las reglas de oro, no solo de la moda sino del amor propio, es que su apariencia nunca sea una casualidad.

La voz de un experto

Hace un par de meses estuve hablando con David Ramos, uno de los maquilladores y estilistas más importantes del país, él es de esas personas a las que uno les presta su cara por un lapso cercano a la media hora y cuando se levanta para ver los resultados en el espejo se da cuenta de que al frente hay una versión mejorada de uno mismo, de esos que lo deja a uno como si fuera una fotografía con photoshop ambulante, lo sumerge a uno en un sueño del que jamás quiere despertar, mejor dicho, uno ese día quiere encontrarse con todo el mundo, especialmente con los enemigos, y ojalá que le tomen bastantes fotos y haya varios eventos para que todos vean que uno está en su mejor momento.

Uno de los errores más recurrentes es la iluminación excesiva o mal lograda, para la muestra Nicole Kidman, una de las divas de la pantalla grande. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Uno de los errores más recurrentes es la iluminación excesiva o mal lograda, para la muestra Nicole Kidman, una de las divas de la pantalla grande. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Al preguntarle sobre los tonos que se impondrían en la temporada, o los más adecuados para cada color de piel, él contestó sereno y con una hermosa sonrisa complaciente que “no hay leyes con respecto a los colores. Lo más importante es preparar muy bien la piel, es necesario tener un lienzo perfecto para poder lucir bien el color”.

Este mejor amigo de todas las mujeres hizo unas cuantas recomendaciones, que ruego a Dios se expandan como virus de computadora o como chisme de oficina para que llegue hasta lo más recóndito del mundo virtual y nunca más ninguna mujer se deje ‘coger fuera de base’.

Tip # 1: No aplique el maquillaje directamente sobre la piel, prepárela con un producto tipo photofinish para que se vea fresca y no reseca y encima aplique la base.

El rubor: Sobre este aliado que resalta nuestras mejillas y nos da un toque angelical o sexy, según el tono y la intensión, el experto aseguró que “tengas el tipo de rostro que tengas es ideal que el rubor se aplique sobre la parte menos frontal del rostro, la parte del frente debe estar siempre llena de luz, la parte de atrás debe ir con bronceadores, rubores e iluminadores. Sonríe frente al espejo y en la parte más prominente del pómulo es donde debes poner el rubor. Se difumina de manera recta de atrás hacia delante y el límite es la sonrisa”.

Tip # 2: Para la nariz lo ideal es usar productos bronceados en la parte lateral, no rubor. También recomendó iluminar el frente.

Tip # 3: La luminosidad en los ojos solamente se trabaja en el lagrimal, el párpado móvil y un poco debajo de la ceja, muere la idea de iluminar intensamente el ojo completo porque esto genera un efecto de inflamación.

Las cejas: David Ramos explicó que las cejas se trabajan de acuerdo a la estructura ósea. Se Busca el punto más alto de la ceja y se traza una línea recta en diagonal hasta el límite del ojo, en un ángulo imaginario que se forma con el lateral de la nariz hacia fuera.

Eva Longoria es otra de las famosas que cayó en un error imperdonable y es no contar con sus dos mejores aliados: El espejo y el criterio. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Eva Longoria es otra de las famosas que cayó en un error imperdonable y fue no contar con sus dos mejores aliados: Su espejo y su criterio. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Tip # 4: El corrector de ojeras se aplica después de maquillar los ojos, esto con el fin de limpiar y cubrir los excesos de sombras que se han aplicado en los párpados y cejas. No aplique un color más claro que el de su piel como corrector, lo ideal es que sea un poco iluminado pero del mismo tono de su rostro.

El rey de los tips – Pierda cinco kilos con el maquillaje: Desde la parte inferior del lado más prominente de su rostro haga una especie de triángulo hacia tras con un color bronceado mate, parecerá una mancha triangular en la parte lateral de sus mejillas pero no se asuste, una vez haya terminado las dos partes difumínelas con un rubor iluminado aplicado con pincel grueso.

Tip # 5: Los polvos se aplican después del rubor, de esta manera logrará suavizar los efectos alcanzados con el maquillaje, además, si aplica el rubor y los tonos bronceados encima de la base el maquillaje dura más tiempo que si lo hace sobre los polvos.

Tip # 6 – Cosas que se hacen después de aplicar los polvos: Aplicar el delineador, labial y la pestañina.

Tip # 7 – La línea con la colita: Aunque para muchas de nosotras lograr este efecto vintage con el delineador líquido o en crema es tan difícil como desarrollar un ejercicio de física cuántica y puede resultar en una noche frustrada porque se dañó lo que ya habíamos hecho durante un par de horas, lo cierto es que el truco es muy fácil. Basta con empezar desde la mitad del ojo haciendo una línea recta inclinada hacia arriba que termina un poco después del límite del párpado y se rellena en el ángulo hasta el mismo (el párpado), luego se traza la línea sobre el resto del ojo desde el lagrimal hasta donde empezó a ascender el trazo anterior y listo… Si uno puede bailar desde la ‘mamita rica y apretadita’ del General hasta el merengue más arrebatado de Wilfrido Vargas en un lugar oscuro, con luces parpadeantes, borrachos por todas partes, pisos irregulares y mojados, minifalda, vestido apretado, media velada y unos tacones de 15 centímetros… ¡Esto es papita pa’l loro!

El triángulo rosado muestra la línea recta y ascendente que debe trazarse para lograr el efecto 'pin up'. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

El triángulo rosado muestra la línea recta y ascendente que debe trazarse para lograr el efecto ‘pin up’. Imagen tomada de internet / EN EL NOMBRE DE LA MODA

Tip # 8: Es recomendable acumular mucho delineador sobre el párpado (el nacimiento de las pestañas) porque esto hace que las pestañas se vean más pobladas.

Tip # 9 – El secreto para unos labios sexys: Finalmente David recomendó iluminar el ‘arco de cupido’, que es la parte central del labio superior y marcar la ‘eme’ que se forma allí. Una vez delineados los labios hay que rellenarlos con el tono de su preferencia e iluminarlos con un brillo líquido para darles un efecto de mayor voluptuosidad.

Tip # 10: Para un maquillaje de ensueño es ideal tener al menos cuatro pinceles. Uno grueso para el rubor y los polvos, uno mediano para las sombras claras, otro mediado para sombras oscuras y uno delgado para los labios.

Después de hablar por casi dos horas con un hombre capaz de hacer que cualquier mujer se vea extraordinaria, y tras despertarme de varias pesadillas en las que todas las mujeres del mundo nos maquillábamos como protagonistas de telenovela mejicana, llegué a la conclusión de que lo ideal es maquillarse de manera que parezca que una no está tan maquillada. Así tenga 500 productos encima la idea es verse fresca, natural, tranquila y relajada. Aunque su apariencia no puede ser una casualidad no permita que se note que pasó media mañana frente al espejo haciendo malabares y recurriendo a todas las corrientes artísticas de la historia para verse bonita.

Todo esto suena complejo, lo sé, pero tenga en cuenta que nadie va a hacerlo por usted si no es usted misma. ¿Qué tal que se encuentre al amor de su vida justamente el día que salió como un espantapájaros de la casa? Bien lo dice el refrán cargado de sabiduría popular: Nunca hay una segunda oportunidad para una primera impresión.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*