«

»

Jun 22

Los rebeldes del fútbol, Sócrates

Llevaba más de un mes tratando de entender lo que está viviendo en estos momentos Brasil, es decir, ¡que realicen una copa mundial de fútbol en medio de manifestaciones sociales! algo aparentemente inimaginable en el país de la alegría y del fútbol como religión, pero no quería una discusión obvia sobre la enorme inversión económica y si los brasileros se beneficiarán una vez finalice el evento o será la Federación Internacional de Fútbol Asociado FIFA la que se lleve todo el dinero,

Buscaba un producto audiovisual que tuviera que ver con el fútbol y a su vez con lo social y me encontré, en dos emotivos documentales que pasaron por televisión, a un jugador brasilero exquisito, un líder dentro y fuera de la cancha, un personaje tan interesante que llevó con particular nobleza su legendario nombre, pero también a alguien que trascendió su papel como deportista para convertirse en un referente de la democracia: Sócrates.

 

Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira

Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira

 

Los documentales son, Los rebeldes del fútbol, curiosamente producido y presentado por un jugador tan rebelde como los personajes que el mismo destaca, el francés Éric Cantona, emitido por Señal Colombia y ´Destino Fútbol: Sócrates´, de ESPN, un testimonial de una hora de duración dedicado a recordar la singularidad de este artista, porque Sócrates se consideraba un artista más que un atleta, y así lo fue, alguien tan exquisito con el balón que encabezó la maravillosa selección brasilera del mundial 1982, la cual sin llegar a ser campeona del mundo consiguió ser más recordada que las que si lo obtuvieron años después, gracias a la magia y la satisfacción que da el ´Jogo bonito´

La cuestión es que Sócrates, bautizado así porque su padre era amante de la literatura y la filosofía, fue el primer deportista de gran renombre en promover públicamente el derecho a que su país tuviera una democracia en medio de la dictadura militar campeante desde 1964 y lo hizo aprovechando el enorme poder de convocatoria que tiene el fútbol.  Su equipo el Corinthians que había salido de los puestos bajos para disputar los primeros, se preciaba de tener una democracia interna donde los jugadores tenían derecho a opinar incluso hasta en la definición del técnico.  La Democracia corinthiana inició en 1982 bajo su liderazgo una campaña para que se dieran elecciones libres en Brasil ante la mirada atónita del gobierno que no se atrevía a tomar una acción represiva contra este equipo y su decidido capitán, respaldados por una fanaticada incondicional.

 

descarga (1)

 

democracia_corinthiana

“Ganar o perder, siempre con Democracia”

Sócrates, era un tipo especial, diferente a los demás, al que por su capacidad y cultura se le permitían ciertas condiciones, como no entrenar habitualmente con todos porque estudiaba medicina en la universidad y según sus compañeros de aulas, no estudiaba con ellos porque tenía que jugar con su equipo, sin embargo se graduó de médico con distinciones a los 22 años y se coronó campeón con el sencillo Corinthias en los campeonatos del 82 y 83.

 

02

 

 

¿Qué otras características lo hacía tan particular?

En primer lugar medía 1.93, una estatura mas propia de un portero  que de un medio campista, en segundo lugar  veía el fútbol como diversión y no como un trabajo, por lo que abogó entre otras cosas, para que los que estuvieran casados no tuvieran esas largas concentraciones, el mismo no seguía entrenamientos si eran extenuantes, y en tercer lugar era un ser político en todo momento. Según los entrevistados en los dos documentales, era consciente de su liderazgo y lo utilizó para causas comunes, incluyendo que su club tuviera en cuenta a los jugadores para decidir qué estrategia seguir en cada partido y como ya mencioné, que su país dejara el totalitarismo y pasará a un sistema que les permitiera expresarse libremente.

Cientos de hinchas del Corinthians siguieron incondicionalmente al “Doctor”, levantaron el puño como su ídolo y tiempo después cuando era integrante de la selección miles de compatriotas suyos en todo el país también lo hicieron, la dictadura cayó en 1985.

Pero Sócrates no era un revolucionario violento o amargado, sus compañeros destacan su deseo por ser feliz. Si el club en el que estaba no le permitía serlo entonces no valía la pena, así le pagaran altas cantidades de dinero, como le sucedió cuando estuvo en la liga italiana, que no duró el año con la Fiorentina cuando decidió regresar al Brasil a compartir conversaciones, música, tragos y diversión con sus amigos.

 

1323089715_extras_mosaico_noticia_1_g_0

 

Zico decía que Sócrates no era un profesional del fútbol, era sencillamente un jugador de fútbol excepcional, pero en últimas, alguien que no quería ser molestado con disciplinas férreas, de esos que se encuentran con los amigos en una tarde de sábado para jugar un partidito y después salen y se toman un par de cervezas mientras se ríen de ellos mismos.

Hoy muchos brasileños entienden el valor de la democracia gracias a un futbolista llamado como un filósofo griego, que quería ser feliz y hacer felices a los demás. No era otra su lucha, el hombre nunca tuvo un cargo público a pesar de ser amigo de los que años más tarde gobernarían el país, no quería que se cambiara el sistema económico o que le dejaran un ministerio, solo deseaba divertirse y que su entorno pudiera hacerlo igualmente, por eso después de que una operación de columna lo sacara del fútbol, compuso canciones, escribió poemas, compartió con amigos y lo más importante le dio sueños de libertad a su país.

Yo alcancé a verlo jugar en el mundial de España 82, lo vi hacerle goles de sorprendente elegancia a sus rivales y dirigir magistralmente el equipo auriverde, también lo vi perder la clasificación a la final frente a la efectiva Italia del goleador Paolo Rossi; para mi fue el fin del ´jogo bonito´ y Brasil entró años después a una filosofía de resultados así no se jugara bien.

 

futbolista-brasileno-Socrates_TINIMA20111204_0044_5

 Sócrates, 1954 – 2011

Y en cuanto a lo que sucede en el mundial 2014, es entendible que se proteste cuando todas las miradas del mundo están sobre tu país, después de todo, rebeldes como Sócrates les hicieron ver a los brasileros que la democracia les da la condición de ciudadanos y con ello la opción de participar, aportar, discernir, criticar y si es necesario protestar, todo por el sagrado derecho a vivir dignamente, que mientras no sea de manera violenta es perfectamente válido, así sea en medio de la euforia que genera el espectáculo más grande do mundo, el fútbol.

 

 

 

Clic en lo azul para ver el  Promo, Destino fútbol, Sócrates y Rebeldes del fútbol, Éric Cantona

Comentarios

comentarios

1 comentario

  1. fernanda
    a mi particularmente no me emociona la religion del siglo XX Y XXI, sin embargo viendo este documental de los rebeldes del futboll, pasado por el canal nacional me emociono mucho saber que en algun lugar algun momento los futbolistas dejaron de ser solo idolos comerciales bien pagos y sintieron como cualquier otro el dolor de sus pueblos en la dictaduras, se comprometieron con la paz, y con actos sencillos y desafiantes le enseñaron a esa gran masa embriaga de en la celebración, que otros mundos pueden ser posibles que los triunfos colectivos para ellos y sus familias estaban en sus manos.
    sin embargo lamento profundamente que ahora en este mundiale, la celebraciones del gol, huelan a sangre a muerte, que los jovenes en nuestra ciudad y en otras de colombia sean capaces de asesinar por una simple camiseta. Donde estaran los socrates, que con sentido de justicia, responsabilidad social inviten a tener ganancias colectivas en la paz,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*