«

»

Jun 06

El último aliento

En realidad este post debería titularse: ´El primer aliento´ pues no hay muchas experiencias de largometrajes realizados en los santanderes, pero se llama ´El último aliento´ porque ese es el nombre de la primera película que se rodó completamente en Cúcuta en el mes de mayo de 2013, con cuyos realizadores tuve la oportunidad de compartir en algunos momentos de descanso.

 

German Patiño (Tuto) y Laura Londoño protagonistas de El último aliento

                                                  Clic acá para ver Imágenes de la película El último aliento

 

A su guionista, Iván Gallo, lo conocí cuando estudiaba historia en la Universidad Industrial de Santander,  pero en realidad de la única historia que se le escuchaba hablar en Bucaramanga era la del cine. Este crítico, devorador de películas y de libros encontró en un hecho noticioso ocurrido en su Cúcuta natal el pretexto preciso para crear un guión cinematográfico.

En la calurosa y siempre amigable Cúcuta charlamos con Iván sobre el impacto que ha tenido en un amplio sector de la ciudadanía la posibilidad de ver una de sus historias en la pantalla grande, incluso fui testigo del apoyo logístico que instituciones como la Policía Nacional dieron al proyecto y como poco a poco se fueron convenciendo los entes gubernamentales y la empresa privada de la importancia de verse por primera vez en este espejo de sensaciones que es el cine.

El último aliento, parte de la sorpresa que se registró en los medios nacionales e internacionales de comunicación, cuando vieron a un grupo de hinchas del Cúcuta deportivo ingresar al estadio General Santander con un ataúd al hombro. La noticia trascendió porque no se trataba de una protesta simbólica sino de una especie de homenaje que le hacían a un compañero de barra asesinado un par de días antes, la cuestión es que él iba dentro del cajón.

 

Ataúd en estadio General Sder

Ataúd en estadio General Sder

Click acá para ver: Imágens reales de la entrada del ataúd al General Sder

 

Iván toma este hecho real y escribe una adaptación libre para cine, devolviéndose en el tiempo para armar una historia de amor ficticia entre un hincha furibundo del equipo de fútbol cucuteño y una bella porrista del club los Millonarios de Bogotá.

Una relación que como en las tragedias clásicas tendrá un entorno, irracionalmente, hostil.

Llevar la trama a un lenguaje audiovisual fue la labor del joven director René Castellanos asesorado por el director de cine Colbert García, quien sacudió a la crítica al ponerle, nombre, carne, anhelos y amores, a las frías cifras de los asesinatos selectivos conocidos como ´falsos positivos´, en su opera prima, Silencio en el Paraíso, 2011 .

García participó en Cúcuta de los talleres de formación cinematográfica que coordina el Ministerio de Cultura en diferentes regiones del país. Ahí capacitó a una serie de ´gomosos´ del cine y además percibió la necesidad y el deseo de los participantes por trascender la academia para plasmar lo aprendido.

 

Staff El último aliento

Staff El último aliento

Click acá: Lanzamiento El último aliento  http://www.youtube.com/watch?v=xAO41lUjEaw

 

Por eso hacen parte tanto en la parte técnica como en la actoral, varios profesionales de Norte de Santander y Santander incluyendo los protagonistas, Laura Londoño, Germán Patiño (Tuto) y Lincoln Palomeque, quienes se están ganando un reconocimiento nacional por sus actuaciones en televisión y en cine.

La película que puede tener un costo aproximado de 1200 millones de pesos entró en este mes de junio en la etapa de post producción. La casa productora Ocho y Medios comunicaciones nos facilitó algunas imágenes pero aun no ha determinado una fecha exacta para la presentación en las salas de cine.

Estaremos pendientes pues como decíamos al inicio, este se puede considerar el primer aliento para impulsar la realización de largometrajes en los santanderes, donde se plasme nuestra visión del mundo, presentando narraciones como bien nos parezca, donde se interpreten nuestros defectos y cualidades desde una óptica propia.

 

Escena de El último aliento

Escena de El último aliento

 

Al lado de un árbol que daba buena sombra y con una bolsa de agua en la boca, Colbert García me soltó una noticia: “ya tenemos listo, con Iván Gallo, el guión de una nueva película que se desarrollará en Bucaramanga”. Le empecé a preguntar cosas y me adelantó, que se llamará tentativamente El día de mi suerte, que seguirá un proceso similar al vivido con el tema cucuteño pero esta vez girando alrededor de las consecuencias, agradables, sorpresivas y angustiantes de ganarse el premio mayor de la lotería y que contará con talento bumangués.

Hace algunas semanas vi por facebook un trabajo audiovisual realizado por estudiantes de Comunicación Social de la UPB de Bga en el que expresaban su malestar por no encontrar largometrajes con temas santandereanos ni realizados por habitantes del departamento.

De inmediato se armó un pequeño debate sobre las causas y las consecuencias de no tener un espejo cinematográfico donde mirar nuestra sociedad, así sea solo para reírnos de nosotros mismos. La conclusión que saco es que proyectos tan grandes como una película no se hace entre tres personas. Ni siquiera el periodismo para televisión, que exige rapidez, se puede hacer con un periodista y un camarógrafo como parece; detrás de ellos debe existir toda una logística de directores, productores, editores, sonidistas y una financiación que haga posible la labor.

Un largometraje colombiano puede incluir aproximadamente 80 personas encargadas de hacer verosímil la ficción. Un reto para los santandereanos y un estereotipo por superar.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*