«

»

Abr 28

´Mi vida en rosa´

No acostumbro a recomendar películas, pero Mi Vida en Rosa del francés Alain Berlinier es una que deberíamos ver en estos tiempos, abril 2013,  en que los congresistas colombianos se rehúsan a legislar en torno al llamado matrimonio igualitario o entre parejas del mismo sexo.

Ganadora, entre otros, del Globo de Oro en 1998,  la película aborda el tema gay desde la inocencia de Ludovico, un niño de siete años quien se divierte con juguetes encasillados para niñas y con los juegos que podrían ser femeninos, como una boda, el problema surge cuando incluye en esta fantasía a Jerome el hijo del jefe de su padre.

 

arton789

 

Cuando la esposa del jefe encuentra a Ludovico y a Jerome jugando a la boda, teniendo a un oso grande de peluche como sacerdote, la situación comienza a volverse tensa. Los padres regañan al pequeño quien pregunta – ¿qué hice mal? Ellos intentan explicarle pero no son capaces, simplemente le dicen que es un varón y que lo van a llevar a que hable con una psicóloga.

Pero ni la psicología ni mucho menos las explicaciones divinas hacen que el pequeño entienda ¿por qué siendo un niño hace cosas que le gustan a las niñas? solo siente el cuestionamiento que poco a poco se va volviendo más grande.

En su angustia por querer agradar a sus padres Ludovico crea una fantasía en la que el Dios católico envía los cromosomas XY cuando el nace pero por un error la Y se cae en la caneca de la basura y por eso el es un niño-niña. La imaginación se convierte en su única vía de escape cuando lo regañan, por eso crea un hada que habla con él, lo entiende y apoya.

 

0

 

La extrovertida abuela de Ludovic es la primera que comenta que el niño no era como los otros varones a lo que la mamá contesta que es común a esa edad y el padre que es por bromista. Se nota la necesidad familiar de negar las actitudes de su hijo porque presienten que podría afectarles en su nueva vida social, la abuela es la única que no cambiará su cariño y protección hacia el.

La familia Fabré conformada por su papá Pierre, su mamá Hanna y tres hermanos, dos varones un par de años mayor que él y Zoe una niña de 13, se habían mudado a un barrio de clase media alta pues a su padre lo habían ascendido en su trabajo. Hacen amistad fácilmente con los vecinos, en parte por el jefe inmediato que vive al frente de ellos. Juntos organizan fiestas, las señoras comparten temas afines, lo señores hablan de trabajo y los niños juegan sin problemas. Pero nada de esto es sincero, pues son ellos los que primero presionarán a todas las instancias a su alcance para que los Fabré salgan de su ´aparentador´ barrio.

Hay una escena que me pareció muy común cuando se toca el tema gay en reuniones sociales. Las señoras arreglan la mesa y preguntan sobre Ludovico, la mamá les cuenta que lo está viendo una psicóloga y que es pasajero, una de ellas dice – menos mal porque esta sociedad está llena de anormales, lo que, por supuesto, molestó a Hanna. Pareciera que hasta no sentir la discriminación en carne propia no se entiende.

Esta postura de lo que es normal o no, ya se la había escuchado a otras señoras preocupadas porque el matrimonio entre homosexuales se puede volver algo normal, olvidando que hasta hace escasas cinco décadas en Colombia lo normal era que las mujeres no podían votar, pero bueno, continuemos con la película.

Ludovico cambia un rol de enano por el de princesa en una obra de teatro escolar . Esto se convirtió en el detonante para que salieran a relucir las fobias de los llamados amigos de la familia Fabré, los miedos del director de la escuela por la presión que ejerce la Asociación de Padres de Familia, la discriminación en el trabajo del papá y la agresión tanto verbal como física de los compañeros de Ludovico.

 

ma-vie-en-rose-1997-04-g

 

Mi pregunta es ¿quién le hace daño a quién, este pequeño ser de tan solo siete años o todo el conjunto de sociedad que de una manera salvaje se ensaña con el que no es como la mayoría?

Esta película es francesa en asocio con Bélgica, países que aprobaron el matrimonio entre parejas del mismo sexo después de debates argumentados en sus respectivos parlamentos. Bélgica desde el 2003 y el país galo en abril de 2013 el mismo mes y año en que en Colombia ni siquiera se reglamentó en el Congreso pues la bancada conservadora y la mayoría uribista hundió el proyecto dejando a las altas Cortes de justicia parte de la decisión.

Francia ya había luchado por tres conceptos revolucionarios para el siglo XVIII, Libertad, igualdad y fraternidad. Los que pierden estos derechos son los que cometen delitos, como robar, matar o discriminar, no los que son diferentes por, raza, política, religión o sexo.

En años anteriores vimos variedad de ciclos de cine en las universidades, en el auditorio Luis Calvo de la UIS,  asistí a varios: de Ciencia ficción, de Política, Europeo, Clásico, Anime, Nacional, Mudo y a uno de Diversidad sexual en donde presentaron, Mi vida en rosa, Fresa y Chocolate, Fucking Amal, Banquete de bodas del ganador del Oscar Ang Lee, que bien pudieron ser escogidas para desarrollar este artículo pero me decidí por la de Alain Berlinier porque trata el tema de la percepción gay desde la inocencia de los niños y la perversidad de la sociedad, lo que nos lleva a preguntarnos, ¿qué está fallando?

El jefe del papá de Ludovico le dice que eso fue falta del modelo paterno y el hombre le responde ofuscado – tengo cuatro hijos todos criados con los mismos parámetros, ellos no nacen en serie como en una fábrica.

 

mi-vida-en-rosa-04

 

Después de que les pintan la fachada de la casa a los Fabré con letreros de “no queremos maricas”, los nervios se apoderan de la familia afectando el trabajo de Pierre originando discusiones entre los hermanos y para completar  la mamá que hasta el momento se esforzaba en proteger a su hijo, le echa la culpa de lo que les está pasando.

Las últimas escenas de Mi vida en rosa, las vemos con el temor de que algo realmente grave suceda. No que el vecino arribista se moleste por guardar apariencias, ni que el director del colegio en su doble moral pierda clientes, sino que se generen sentimientos suicidas en el niño o que algún radical intente golpearlo hasta matarlo. Véanla y hablamos del final.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*