«

»

Jun 25

La camiseta de Escobar, a propósito del Patrón del Mal, Parte I

Hace como unos seis años entré a una tienda de ropa en el Centro Comercial Cañaveral porque me llamó la atención una camiseta roja con la silueta de Luis Carlos Galán que vi desde el pasillo.

Como la figura era negra identifiqué el personaje por su perfil, su pelo ondulado y la pose altiva que se volvió icónica con su afiche de campaña 1982, diseñado por Carlos Duque.

 

 

No es que usara muchas camisetas con personajes estampados, pero Galán me traía recuerdos de la universidad, cuando la mayoría de compañeros íbamos a votar por él para la presidencia de Colombia, cuando todavía éramos idealistas, sobre todo, cuando el narcotráfico estaba cerca de llegar a las instancias de gobierno.

Galán encarnaba ideas liberales en su concepción del estado y una ética frente a lo público como ningún otro líder de su generación, por esas razones no me disgustaría recordarlo aunque fuera en una camiseta.

Entré a preguntar cuánto costaba, me atendió una muchacha de mirada ausente, quien contestó sin mayor interés

– 15 mil pesos. Dudé un poco en comprarla, no estaba seguro, me la medí, pero necesitaba la opinión de la vendedora, después de todo su función es adular a los posibles compradores

– ¿qué tal me queda?  Me miró y asintió con la cabeza, no me dijo ni una palabra por lo que intenté facilitarle su trabajo

– ¿se ve bien el estampado?

– sí, respondió, pero no alabó al líder santandereano, ni nada, me quedé mirándola a los ojos y simplemente por curiosear le pregunté indicando la silueta

– ¿quién es él? Ya sabía que no tenía idea y esperaba una respuesta como Simón Bolívar o Hércules pero lo que me contestó todavía no lo he podido superar… la joven seria y sencilla contestó

– claro, ¡Pablo Escobar!

 

 

Antes de escuchar su última intervención yo tenía una especie de sonrisita sobradora esperando para ilustrarla, expresión que se transformó en un rictus físico y emocional. Con los ojos bien abiertos la miré por más tiempo del convencional, no tenía rabia con ella sino decepción de sociedad

– No, es Luis Carlos Galán, Escobar fue el que lo mandó matar. Naturalmente el momento se tornó incómodo, ella se dio la vuelta para atender a alguien más, yo dejé doblada la camiseta y salí.

¿Cómo se pueden confundir dos personajes tan opuestos, que simbolizan formas de vivir  tan diferentes? solo encontré una respuesta, nuestra historia no está contada de manera efectiva para que llegue a grandes cantidades de personas y eso se logra, entre otras instancias formativas, con la televisión.

 

 

Por eso cuando empezaron a promocionar, ´Escobar, el patrón del mal´, me sorprendió que la mayoría de los protagonistas de la serie fueran los personajes reales, aquellos por los que en su momento tuve algún sentimiento: admiración con Galán, Lara, Guillermo Cano y Franklin Quintero, indignación por Pablo Escobar, el Mejicano, los Ochoa y repudio en el caso de Santofimio Botero, Santorini en la serie.

A diferencia de otras series como, EL capo, Sin tetas no hay paraíso, Las muñecas de la mafia, La Mariposa y La reina del sur, aquí no hay una línea amorosa principal enmarcada en un ambiente ficticio de narcotráfico, sino el relato del surgimiento, éxito y caída del narco- político- terrorista más grande en la Colombia de los años 80 y 90; Incluso ´La Mala Hierba´, primera telenovela que se acercó a la bonanza marimbera protagonizada por Camilo Medina y María Eugenia Dávila, sucedía en un país imaginario llamado Antillana.

 

 

Sin perder de vista que es una adaptación dramatizada, hay una pretensión de documento interesante para revisar, y a partir de ella comentar lo que nos sucedió como sociedad, los costos de ser tolerantes con lo ilegal y las consecuencias de la infiltración mafiosa en las altas esferas del poder, no en vano se registró que más del 30% del Congreso en la primera década del siglo XX fue elegido en representación de organizaciones violentas que negocian con estupefacientes, aunque, por la cantidad de congresistas capturados por este motivo, el porcentaje puede ser mayor.

Hay voces que piden suspender la serie, otras que ya están cansadas de las llamadas narconovelas y es comprensible a juzgar por experiencias anteriores que se quedan en el morbo y en lo superficial: algunas mostrando la figura de mujeres voluptuosas, otras pintando a un ´capos´ simpáticos y con estilo, como si la ´cultura traqueta´ no fuera, escandalosa, irrespetuosa y ordinaria, pero no considero que sea este el caso.

Hay que ver a ´Escobar, el patrón del mal´ como una oportunidad para identificar con nombre propio, a los bandidos, a los estadistas, a los políticos corruptos y su modo de operar soterrado, al matón que no por regalar dinero es un modelo a seguir y a los que murieron por tratar de introducir el concepto de ética en la sociedad colombiana, creo que eso nos ayudará a no confundir a Luis Carlos Galán Sarmiento con Pablo Escobar Gaviria en cualquier estampado que se vea por ahí.

 

 

 

Mario Mantilla Barajas
Comunicador Social – Realizador Audiovisual
@mareoman88
mariomantilla88.blogspot.com
Grupo facebook, Control TV – Defensoría del Televidente TRO

Comentarios

comentarios

3 comentarios

  1. Beatriz
    Que tristeza con los escritores colombianos, desde hace tiempo no tienen tema, se les acabo su imaginación, solo narcotráfico y lo más triste que muchas veces crecen al personaje. Que se dediquen a otra profesión, menos al narcoterrprismos escrito
  2. jhon
    En respuesta a que hubiera pasado si luis carlos galan hubiera la tenido la oportunidad de gobernar es muy sencillo no abría pasado nada solo imaginen esto cambienle la la cabeza a la figura de luis carlos y póngale la cabeza de santos , uribe , petro ,gaviria que fue el que tomo sus supuestos ideales y se encontraran con el mismo discurso. yo recuerdo que lo único innovador era que era un político mas joven que los de su epoca, perteneciente a las clases burguesas de este pais, nunca hablo de reformas agrarias, educacion gratuita y de calidad ,redistribucion de la riquesa , nacionalizacion de nuestros recursos naturales solo le facinaba el poder por eso fundo el nuevo liberalismo porque en el partido liberal no lo eligieron como candidato precidencial no digo que era una mala persona pero su verdadera fuerza la gano despues de su asesinato por eso me pregunto cuales eran los ideales de galan.
  3. Javier Felix
    Gracias por tu anécdota apreciado Mario , respecto a la propuesta de los canales rcn y Caracol el objetivo hace mucho tiempo es el dinero, disfrazan la historia y anotan que es la versión real y otro elemento de la memoria, pero el rating es su meta.Javier felix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*