«

»

May 09

¿Dónde carajos está la originalidad en los pobres canales de TV nacional?

Fotografías de Internet

 

El lunes 7 de mayo  vi las dos novelas que lanzaron los canales privados de televisión en Colombia, ¿Dónde carajos está Umaña? del Canal Caracol y Pobres Rico de RCN Televisión y todavía me pregunto ¿cómo carajos hacen estos pobres canales para copiarse?

 

 

Ya tenía esa sensación desde hace rato pero pensé que era coincidencia. Si uno anuncia una serie sobre narcos el otro también lo hace: RCN con El Capo y Caracol con El cartel de los sapos, ambas tuvieron segunda parte.

 

 

Si RCN anuncia una novela cuya protagonista no tiene muchos escrúpulos pero se enamora en su cometido como la Traicionera, Caracol anuncia una de igual corte como Primera Dama, las lanzan el mismo día, con similar despliegue, es más estas dos son versiones criollas de novelas extranjeras, ¿cómo lo hacen?

 

                                                                        Primera dama y La Traicionera

En el caso de los nuevos seriados, ambos pretenden ser cómicos con el mismo argumento, una familia adinerada y odiosa que pierde sorpresivamente su dinero y todos deben irse a vivir justo al lugar que representa lo opuesto a lo que son y de ese contraste derivan las situaciones divertidas, de rico a pobre, de cachaco a costeño ¿quién copia a quién?

Y ni hablar de los dos realitys de moda;  el primero que salió y pegó fue Yo me llamo de Caracol, una versión del American Idol estadounidense que alcanzó  primeros niveles de sintonía en Colombia y sin dejar descansar a los televidentes adelantaron la segunda edición, claro que confieso que le hice fuerza al Nino Bravo de la primera y al Hector Lavoe en esta segunda pero a lo que voy es que ¡sorpresa! RCN le enfrenta otro reality, Colombia tiene talento, copia del British got talent Inglés con igual número de jurados y personalidades intencionalmente relacionadas.

 

 

En otra oportunidad había leído situaciones similares entre los dos únicos canales privados de televisión nacional, sus noticieros con uno que otro matiz son muy parecidos, sus secciones, enfoques y presentadores, los programas de entretenimiento en la mañana, empacados como contenedores al igual que sus franjas infantiles, ¡ todo!, quizás la excepción sea a las dos de la tarde cuando Caracol se va con concursos y RCN con uno de salud.

Los Medios de Difusión Colectiva principalmente la televisión además de entretener son formadores sociales, como la familia, la escuela o la calle y lo que más valoro en un proceso socializador es que ofrezca diferentes versiones y puntos de vista sobre los temas, eso estructura un pensamiento universal, respetuoso y comprensivo.

En la radio también pasa: si solo se escucha un género musical en las emisoras de una ciudad ¿cómo carajos se va a valorar lo autóctono, lo diverso o enriquecerse con otras culturas?.

La Televisón Digital Terrestre es una esperanza, porque una de sus características es la de permitir que un mismo canal presente diferentes programas o contenidos a la vez o que el televidente organice su parrilla de programación de acuerdo a sus tiempos y gustos.

En fin, aunque ¿Dónde carajos está Umaña? y los Pobres Rico pueden llegar a ser propuestas costumbristas divertidas, son fastidiosamente parecidas, RCN Televisión y Canal Caracol también, ya es hora que se amplíe la oferta audiovisual, los contenidos, los formatos de la televisión colombiana, que se licite no solo un tercer canal sino cuatro o cinco más, algunos que sean temáticos, por ejemplo infantiles, culturales o deportivos, pero por favor que dejen la ¡copiadera!

 

 

Mario Mantilla Barajas
Comunicador Social – Realizador Audiovisual
mariomantilla88.blogspot.com      /     twitter:  @mareoman88 
Facebook, Control TV – Defensoría del Televidente Canal TRO

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*