«

»

Jun 02

DANZA ÁRABE COMO TÉCNICA PARA AUTODESCUBRIR LA FEMINIDAD

La Danza Oriental aporta grandes beneficios para la salud física y emocional de quien la practica, así como el Yoga y el Tai-Chi.

Danza Oriental, en árabe ‘Raks Sharki’, es conocida popularmente como la Danza del Vientre; ya que se originó en el Medio Oriente como una forma de culto a la fecundidad e involucraba los músculos del abdomen y la flexibilidad de la cadera.

A pesar de que es muy común asociar la danza del vientre con el mundo erótico, es importante resaltar su sentido como medio idóneo para propiciar la unión entre el cuerpo y el espíritu como vía de exaltación femenina, relacionada con la belleza, la fecundidad y la concepción.

La danza del vientre está basada en la idea de continuidad y fluidez. Es por ello que predominan los movimientos suaves y ondulatorios, combinados con vibraciones rápidas y marcadas.

Es una danza en la que participa todo el cuerpo, aunque la mayor parte del movimiento se localiza en las caderas, los músculos del abdomen y la pelvis. Esta danza se baila con los pies descalzos, para facilitar la conexión con la tierra.

Esta danza, permite conectar con el propio cuerpo y desarrollar las posibilidades expresivas de las personas. Por ejemplo, en la mujer esta danza conlleva a que tome conciencia de su feminidad y fuerza.

Angeluz_Danza_Arabe1

Los beneficios que aporta la práctica de Danza Árabe son de dos tipos:

Relativos al desarrollo físico:

  • La danza fortalece la musculatura de todo el cuerpo, en especial la zona abdominal y pélvica, junto con glúteos, piernas y brazos.
  • En ella se corrigen las posturas y se mejora la alineación del cuerpo (de la columna vertebral, de las piernas, de las rodillas y la basculación de la pelvis).
  • Gracias a sus movimientos circulares y ondulantes mantiene elástica la columna vertebral, sobre todo en la zona cervical, lumbar y cintura escapular.
  • Permite desarrollar mayor flexibilidad articular y el fortalecimiento óseo.
  • Mejora los procesos fisiológicos propios de la mujer, aliviando los síntomas de la menstruación y la menopausia y compensando el proceso de descalcificación y osteoporosis.

Relativos al desarrollo mental:

  • Fortalece la autoestima y la confianza, en un proceso de autodescubrimiento y auto aceptación de su feminidad.
  • Aprenden a buscar la misma satisfacción del esfuerzo y recogida de sus frutos en cualquier campo de la vida.
  • La danza del vientre permite conectar con el propio cuerpo y desarrollar las posibilidades expresivas de la persona, lo cual lleva a la participante a desinhibirse y vencer barreras psicológicas como la timidez.
  • Permite desconectar de las tensiones y problemas.
  • Aprender pasos ayuda al desarrollo mental e intelectual.

 

Carolina Valdés

comunicaciones@anandacenter.co

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*