«

»

Ago 09

¿El teletrabajo es para todo el mundo?

Cuando se implementa el Teletrabajo en las organizaciones o incluso de manera independiente, se busca aprovechar los beneficios de esta modalidad laboral que han sido ampliamente difundidos.

No hay duda de que se está contribuyendo a incrementar la calidad de vida de los colaboradores propiciando el balance vida laboral/vida personal, así como el mejoramiento de la movilidad en las ciudades y al cuidado del medio ambiente, al disminuir la cantidad de personas desplazándose en los distintos medios de transporte diariamente. Del mismo modo existen reportes de incremento de la productividad y la disminución de costos.

Sin embargo, en el momento de decidir quiénes serán aquellos trabajadores que realizarán sus labores desde su casa o un lugar cercano fuera de las instalaciones de la organización, se recomienda revisar las condiciones de los cargos y de los colaboradores, de manera que se pueda prever si las responsabilidades podrán desarrollarse con éxito para el logro de los objetivos y la misión de la entidad y se logrará la productividad esperada.

Desde el punto de vista de los cargos, es importante que se analicen las siguientes condiciones para determinar si son teletrabajables o no:

  • Dentro de sus funciones se incluyen actividades teletrabajables, es decir que se puedan realizar desde afuera de las instalaciones con el uso de herramientas TIC.
  • No tiene a cargo actividades que requieren presencia física permanente en las instalaciones.
  • El nivel de seguridad de la información que requiere el cargo está controlado ya sea por las herramientas de tecnología que se utilizan o porque no significa ningún riesgo para la empresa ni sus partes interesadas.
  • Los aplicativos y las herramientas TIC que se requieren para desarrollar las actividades pueden utilizarse de manera eficiente y confiable desde el lugar en donde se va a teletrabajar.

Por otro lado, respecto a los empleados, los jefes y los posibles teletrabajadores deberán tener en cuenta aspectos como:

  • El lugar de teletrabajo debe proporcionarle concentración y dedicar tiempo necesario para cumplir con sus responsabilidades en tiempo y calidad.
  • Se podrá contar con un puesto de trabajo adecuado para prevenir riesgos en salud y seguridad ocupacional.
  • El colaborador muestra un adecuado nivel de autonomía para desarrollar sus funciones sin requerir supervisión, ni contacto permanente con colegas y jefes.
  • El empleado coopera y es capaz de lograr la colaboración de otros, de manera que las actividades que requieren apoyo mutuo fluyan fácilmente.
  • El empleado maneja las TIC que requiere con habilidad suficiente para rendir sin demoras ni interrupciones.

Todos estos aspectos se deben revisar con detalle y sobre todo con mente abierta; muchas veces se tienen paradigmas sobre los cargos y los empleados que pueden significar el bloqueo a una oportunidad de aprovechar los beneficios mencionados anteriormente sin justificación real.

En conclusión, el teletrabajo aplica para muchos casos pero no para todos. En el medio laboral se afirma que en el futuro esta modalidad tendrá mayor vigencia cada día para esto debemos prepararnos tanto las organizaciones, los jefes como los trabajadores.

 

Sonia García Salcedo
Comisión Asesora de Teletrabajo
Convenio MinTIC – Corporación Colombia Digital

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*