«

»

Sep 06

Ashley Madison, la amante perfecta

Atractiva y descarada pero a la vez discreta, así es Ashley, y 17 millones de personas han disfrutado de sus placeres desde 2002. Ashley Madison, la más deseada en el mundo de la infidelidad llegó para conquistar (literalmente).

¿Está casad@ pero quiere tener una aventura?, ¿lo que l@ detiene es el miedo de ser descubiert@? Ashley es para usted, el problema es que después de probar sus placeres tal vez no pueda (o no quiera) separarse de ella.

“La vida es corta, ten una aventura” es el saludo de Ashey, dándole la bienvenida a nuevos amantes de todo el mundo. No discrimina por género, edad, situación sentimental y las estadísticas demuestran que ofrece algo que muchos desean.

¿Pero quién es Ashley Madison? La señorita es la hija consentida de un norteamericano que una década atrás decidió subirse al tren de las redes sociales y, entre el enorme listado de necesidades humanas, encontró en la infidelidad una buena razón para sustentar un negocio.

“Miles de esposos y esposas infieles se unen al sitio todos los días buscando una aventura”, esta es una de las frases de presentación de Ashley Madison, la red social para infieles que buscan absoluta discreción en medio de sus indiscreciones.

La garantía, Ashley es absolutamente reservada. Si se registra y compra los créditos necesarios, podrá enviar y recibir mensajes irrastreables fuera de la red. Ni siquiera la cuenta de la tarjeta de crédito llega a su nombre, sino al de una compañía indeterminada, de esas que no levantan sospechas.

A diferencia de otras comunidades online, quien se registra en Ashley tiene claro qué está buscando. “Todo vale” es una de las opciones del formulario de registro inicial, una de las respuestas más comunes para los hombres, mientras la mayoría de mujeres opta por el “indecisa”. Ashley_Madison

Para algunos es una fantasía la idea de establecer una relación vía Internet, para otros un cliché. No se tienen datos sobre el número de mensajes, de encuentros y de concubinatos arreglados con la complicidad de Ashley, lo que indica que realmente está garantizada la privacidad.

Lo que sí queda claro es que hay público para un servicio tan controversial como este y en Colombia, luego de un mes de abrir operaciones oficiales, la red ya contaba con 63.000 inscritos.

“Lo teníamos todo conversado. Yo la iba a pasar a buscar por Lomas en el auto, un lunes o un miércoles a la mañana, cuando el marido laburaba y yo podía borrarme del mapa con la excusa de que iba a comprar mercadería. Pensé en llevarla lejos, por la General Paz, hasta algún lugar de zona norte, donde ni ella ni yo conocemos a nadie”, es el apartado de un testimonio argentino sobre su experiencia en la red.

¿Quiere saber cómo termina la historia? Intente preguntarle a Ashley, yo quise que me contara sus secreto pero aunque intentó seducirme con un mar de fotografías y “todo vale”, no soltó ni una sola palabra más.

***

¿Quiere saber más sobre ‘Relaciones, parejas e Internet’? Lo invitamos a visitar nuestro especial del mes, donde la amistad, el amor y el sexo mediado por las tecnologías están desenmascarados.

 

 

Adriana Molano Rojas
Comunicadora Social – Especialista en Gestión Cultural
Corporación Colombia Digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*