«

»

Dic 12

Las redes sociales también ayudan a la prevención de catástrofes

¿Se ha hecho la pregunta, así sea mental, sobre el tan sonado fin del mundo según los Mayas?

No es necesario buscar mucho; en televisión, Internet y prensa ha circulado información suficiente para que la mayoría de las personas nos cuestionemos sobre nuestras reacciones frente a una catástrofe. ¿Qué si estamos preparados?, ¿qué si es o no el final de un ciclo?

Por ahora, hay mucha especulación sobre lo que realmente podría pasar con la raza humana, no solo el 21 de diciembre, sino en cualquier momento durante nuestra estadía en la tierra.

Lo interesante es la cantidad de formatos que se han generado a partir de este tema durante los últimos meses: programas de televisión, documentales, películas y datos en la web.

En esta última, el contenido dispuesto en el ciberespacio es tal vez lo que más posibilidades tiene de llegar a millones de usuarios. Las infografías, por ejemplo, muestran a través de gráficos información estadística y datos interesantes de fácil movimiento en redes. 

En esta infografía se presentan algunos datos atractivos: por cada 10 personas, una cree que el mundo se acabará este año, igualmente se muestran las razones y la distribución por edad. También encontré otras que sirven de referencia:

Special cable deals
End of the world
Calendario para el fin del mundo

Ahora, si nos salimos de todo el tema místico del fin del mundo y nos acercamos un poco más a la realidad; podemos demostrar que las tecnologías de la información son herramientas poderosas a la hora de apaciguar los ánimos, generar información minuto a minuto y documentar desde cada lugar, sobre el real estado de cualquier situación o catástrofe.

En el pasado tsunami de Japón, el gobierno usó exitosamente los mensajes de texto con todos sus habitantes para avisar sobre la necesidad de una evacuación inmediata en las zonas de riesgo; de la misma manera, en Chile luego del terremoto del 2010 se anunció la integración de sistemas de alerta vía SMS.

Este tipo de “alerta de emergencia inalámbrica” (Wireless Emergency Alerts, WEA, por sus siglas en inglés) es un sistema de alerta de seguridad pública que permite a quienes poseen un aparato móvil habilitado recibir mensajes similares a los de texto; están dirigidos a un área geográfica específica, alertándoles de amenazas inminentes a la seguridad, presentes en su zona.

Otras herramientas poderosas son las redes sociales, las cuales fueron usadas en el huracán “Sandy” por miles de personas, quienes reportaron a través de Twitter e Instagram el estado de las inundaciones y emergencias a bomberos y agencias federales. Desde servicios de mensajería instantánea como WhatsApp, Skype y correos electrónicos lograron comunicarse con sus familias; evitando la congestión mediante las líneas telefónicas fijas y móviles. 

Pero por otro lado está la información viral herrada. Luego de la llegada de “Sandy” a las costas estadounidenses, un número considerable de imágenes falsas se movilizaron a través de las redes sociales; estas correspondían a foto-montajes muy bien hechos, logrando preocupar a muchos incautos.  Esto comprueba que la información en manos inescrupulosas puede generar graves problemas; más aún si se tiene en cuenta que todos los ojos del mundo estaban puestos en Nueva York.

Esperemos que el hecho de que más personas tengan acceso a la información publicada en la red evite casos como los suicidios masivos que se produjeron en el año 2000; donde cerca de 800 seguidores de una secta ugandesa se rociaron con gasolina y se prendieron fuego pensando que sería el fin del mundo.

Recuerde, que lo más importante es tener claras cuáles son sus fuentes de información, determinar que sean veraces y confiables.

 

 

 Laura Ayala
Coordinadora Gestión del Conocimiento
Colombia Digital

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*