«

»

Ene 16

Bla, bla, bla

Tenía 10 años cuando a mi casa llegó el primer computador, el hecho fue tan importante que me encargué de plasmarlo en una de las ediciones hecha a mano de mi periódico casero. Un par de años más tarde, llegaría a mi casa el Internet a través de una conexión lenta e inestable que iniciaba siempre con un ruido insoportable, pero que al finalizar implicaba el acceso a un mundo desconocido para mí: la red.

Al principio, Internet no me parecía tan fascinante, pues no pasaba de ser una ayuda confusa para hacer las tareas, a lo cual no le veía mayor utilidad. Los buscadores no funcionaban tan bien (recuerdo mucho ser una gran fanática de Altavista) y aún para ese entonces la difusión de música, vídeos e información en línea era algo raro y poco visto. Mi conexión solía ser muy ‘enclenque’ y tambaleaba al más mínimo intento de llamada telefónica, por lo que las actividades solían ser limitadas y de corta duración.

Pero más adelante, descubrí una de las herramientas de comunicación que más me empezaría a gustar: los chats. Las primeras experiencias de poder hablar con personas de cualquier parte del mundo y hasta en otros idiomas eran asombrosas. Si bien, en muchas ocasiones las conversaciones no eran ninguna joya de la Real Academia, solo el hecho de estar en contacto con otros era valioso para mí. Sin embargo el exceso de diálogo en un mismo espacio con más de 50 y hasta 100 personas, la monotonía de muchos de los internautas y los comentarios inapropiados de otros causó que esta novedad se volviera aburrida, haciéndome perder el interés en cuestión de meses.

blog

Posteriormente, me enfoqué en los servicios de mensajería instantánea y el pionero en mi caso fue ICQ. Empecé a agregar a mis amigas del colegio y a otros conocidos. Chatear era una de las actividades más entretenidas para mí y si no fuera por la inestable conectividad, podía pasarme horas y horas hablando de cualquier banalidad. A pesar del largo y numérico usuario de ICQ, esta herramienta me resultaba tan atractiva a la hora de establecer futuros contactos, que me aprendí mi usuario de aproximadamente 12 dígitos.

Luego del ICQ, la evolución de la mensajería instantánea ha sido asombrosa. Nacieron otros servicios similares como Messenger, Yahoo Messenger y más adelante Gtalk. Igualmente, ha sido incorporada en las redes sociales como Facebook, la cual es vital para múltiples juegos en línea, se combina con videollamadas en el caso de Skype y otros, se usa como instrumento de trabajo en oficinas, también sirve de medio para asesorar a clientes en páginas web y recientemente, en los servicios móviles de Blackberry Messenger y Whatsapp.

Para muchos, el ‘chatear’ es una actividad inoficiosa, distractora e indeseable. Para otros, se encuentra asociada con simple diversión. Sea cual sea la percepción de un chat, lo cierto es que se ha convertido en parte del entorno cotidiano de todos los internautas y ha sido incorporado en el presente y futuro de la red.

Personalmente, soy una fiel usuaria de todo tipo de servicios de mensajería instantánea, ya que me ahorra tiempo y me permite estar en conexión con amigos o compañeros de trabajo para cualquier asunto. Han surgido muchos recursos para mejorar la comunicación y desde mi concepto, el poder chatear es de gran utilidad, así a algunos les resulte molesto e invasivo. Como sucede con casi cualquier herramienta, si es bien empleada, sus ventajas pueden ser infinitas.

Ángela Bohórquez Suárez

Asesora

Corporación Colombia Digital

angela.bohorquez.s@gmail.com

Comentarios

3 comentarios

  1. Tatiana
    Mi nombre es Tatiana y trabajo para una empresa de Comunicación y Marketing, en España. Quiero preguntarle si le gustaría colaborar con una campaña de publicidad de educacion. Pagamos en euros por PayPal por el trabajo.
    Si le interesa la propuesta, me escriba: tatiana.segala@gmail.com
    Atentamente
  2. Gerardo Canales
    Pra mi pasomde ser una diversion a un instrumento de trabajo de productividad. Tengo siempre una pantalla con hojas de trabajo y otra con lync, skype, gotomeeting etc
  3. Empleos
    Ahora Internet se esta convirtiendo el herramienta esencial para el hombre de hoy, codependiendo de muchas maneras enviando el verdadero contacto humano, creo que nos dejamos llevar por su novedad al futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*