«

»

Mar 07

El Prototipo, un principio del diseño web

Muchas son las historias de desarrolladores y diseñadores relacionadas con la dificultad para entender las ideas y expectativas de un cliente sobre lo que espera de una página o una aplicación móvil, la cual deben ejecutar.

Se inicia con una propuesta o cotización escrita la cual “describe” las características del producto o servicio, pero como dice el adagio popular “el papel lo aguanta todo”, y tanto clientes como empresarios caen en la ejecución de proyectos sin tener 100% claro lo que espera uno del otro. Entre los pasos más importantes del diseño de cualquier página web o aplicación móvil está definir y clarificar lo que el cliente espera ofrecer a sus usuarios a través de la plataforma. En este proceso es donde las personas tienen más tropiezos, lo importante no es evitarlos, sino minimizar el impacto de los mismos.

El prototipado es un paso que puede ser el “salvavidas” entre la propuesta y la satisfacción del producto final; ya sea en una página o en una aplicación móvil. Este se basa en la posibilidad de realizar varios borradores de lo que se espera, tanto gráficamente como de sus funciones y nivel de interacción con el usuario.

Lo bueno de esto, es que se pueden elaborar prototipos de baja y alta fidelidad, en otras palabras, se pueden construir prototipos con materiales baratos y fáciles de conseguir que no impliquen mucho costo (papel y lápiz por ejemplo). De otro lado, si el proyecto lo requiere se hacen prototipos con los materiales del producto final o por lo menos, más cercanos y sofisticados al resultado esperado.

Prototipo

Todo depende de la magnitud del plan y de la disponibilidad de recursos; lo que no quiere decir que con uno o con otro se tenga un mejor resultado, cualquiera de los dos puede cumplir con el objetivo, el cual es aterrizar las ideas acerca del diseño, de la mano con el cliente y los diseñadores.

Este prototipado debe ir acompañado de diseños iterativos, que permitan hacer revisiones tipo loop o ciclo, donde se evalúen permanentemente las funcionalidades, la usabilidad y el diseño con respecto a lo que se espera de la herramienta; también se hacen correcciones y se vuelven a evaluar siendo persistentes. De esta manera se reducen riesgos de forma temprana, el progreso es visible desde las primeras etapas, pero sobre todo se hace un acercamiento real a las necesidades de los usuarios; como resultado: una aplicación exitosa con la interacción esperada.

Es por esto que me preocupa profundamente ver promociones en Cuponidad o Groupon donde ofrecen una página web, hosting o diseño por 250 mil pesos ¿Qué bueno puede resultar?, ¿qué necesidades puede suplir este tipo de páginas?

A veces “lo barato sale caro”, pero sobre todo en este tipo de procesos creativos de interacción. Así sea usted dueño de una pequeña empresa tenga en cuenta que merece una página que realmente esté acorde con las características de su producto o servicio. Y si usted es diseñador o desarrollador no se salte el prototipado, puede ahorrarse mucho tiempo y la mejoría en su trabajo será notable.

 

Laura Ayala
Coordinadora Gestión del Conocimiento
Colombia Digital

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*