«

»

Jul 07

Chip infantil

Siempre decimos que los niños de ahora vienen con un chip distinto, que ya vienen equipados para manejar los nuevos aparatos que van apareciendo, nos maravilla la facilidad con la que se acercan a la tecnología, incluso ya hasta se tienen clasificaciones para justificar esa facilidad, nativos digitales o algo así, sin embargo pienso que “es cuestión de método”, esto basado en la oportunidad que tuve hace unos cuantos días de ver como mi sobrino  de 5 años se “apropió” del Ipad de mi hermano.

El niño, se sentó al lado de mi hermano y observó lo que hacía, jamás interrumpió con preguntas, observó en silencio, apenas le dieron la oportunidad de pegarle a ‘Talking Tom Cat’, jugó con la aplicación, cuando se aburrió pidió que le pusieran otro juego, mi hermano le abrió algo de un helicóptero, y ya con eso el niño se sentó con el Ipad en sus piernas a jugar sin necesidad de ayuda.

Pasado un rato, era el niño quien nos mostraba las aplicaciones, cambiaba de una a otra sin problema, nos divirtió con Tom Cat, mejor dicho se volvió el dueño de la tablet.

Fue bueno observar el proceso de acercamiento del niño a ese aparato para confirmar que si queremos que la tecnología no nos gane, nos toca mantener activado el chip infantil y actuar con la metodología mental  de un niño, lo que me permite recomendar y seguir los siguientes pasos, cada vez que debamos acercarnos a un nuevo equipo, gadget o nuevas aplicaciones tecnológicas.

  • Primer paso: Observar, el niño observó como mi hermano para cambiar de aplicación apretaba el botón de la mitad, jamás preguntó “Para que espichas ese botón”, simplemente esperó y calmadamente vio como se hacía.
  • Segundo paso: No interrumpir con preguntas, guardar todas las preguntas para el final, porque seguramente la mitad de las dudas se responderán solas en el camino.
  • Tercer paso: No tener miedo aprobar todos los botones o teclas,  se corre el riesgo de hacer algún dañito, pero normalmente no es nada que no nos pueda arreglar el amigo que sabe de sistemas.

En conclusión, para  poder estar al ritmo de la tecnología,  es necesario que mantengamos en funcionamiento en nuestros cerebros el chip infantil. Y lo más valioso es lograr perder el miedo a enfrentar los desafíos y avances que trae consigo las nuevas aplicaciones tecnológicas.

Imagen tomada de Gettyimages.

María Beatriz Jaimes Acevedo

Asesora jurídica – Programa Conexión Total

Corporación Colombia Digital

beatrizjaimes@colombiadigital.net

www.colombiadigital.net


Comentarios

1 comentario

  1. Iván Correa
    No hay nada quee hacer, tenemos que “resetearnos”, porque instalarnos un nuevo sistema operativo está como difícil. Buena, doctora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*