«

»

Jun 09

Paradigmas y tecnología

Mente

Hace poco, en una reunión con amigos, hablé con una persona sobre la llamada “computación en la nube”. Él, graduado de administración hace cinco años y con una carrera brillante encima, no cree en la llamada nube por el profundo temor que tiene a que dichos archivos desaparezcan para siempre: “Internet es insegura, no deberías confiar información importante”.

A diferencia de otras personas anti-tecnológicas que he conocido, Alejandro, como será denominado para efectos de este blog, realiza transacciones bancarias en línea con toda confianza, agenda sus eventos por Internet y le encanta ver las fotos de sus amigos en Facebook. Pero en lo que se refiere a información “seria”, como él le dice, prefiere mantenerse alejado y evitar los roces con la Red.

Este paradigma me resulta bastante curioso ya que en mi experiencia, una persona con cierto manejo de la tecnología no debería tener esa atadura mental con respecto a una aplicación que en mi concepto, me resulta muy útil.

Pero bueno, a todas estas ¿Qué es computación en la nube? Es en pocas palabras, una nueva manera de ver el software como un servicio donde el almacenamiento de información se realiza en el ciberespacio del internauta, en la lejanía de la Red, y a esto se le conoce como “nube”.

Más allá de conceptualizaciones, la actitud de Alejandro hacia ciertas innovaciones no dista de aquellos que se rehúsan a sacar dinero en cajeros electrónicos por temor a ser robados o de quienes no ingresan a redes sociales porque creen que serán secuestrados, por poner un par de ejemplos exagerados.

Alejandro creció con un par de nociones sobre la tecnología y desde ese entonces, ha sido incapaz de transformarlas conforme al contexto. Todo lo contrario, mientras el mundo sigue y sigue, Alejandro piensa igual que hace 10 años, cuando entró en la universidad  y su mente estancó el concepto de innovación.

Por más que intenté hablar y que había un ambiente relajado de por medio, la conversación se tinturó con tensión y terquedad  y fue imposible que Alejandro pensara en tan siquiera intentar probar Google Docs, Prezi o cualquiera de los otros ejemplos que mencioné para mostrar una aplicación concreta de computación en la nube.

“Sólo tienes que intentarlo”, le decía, pero al menos en este momento, él no siente lo suficientemente motivado. Espero que pronto Alejandro se decida a cambiar de actitud y a salir de su pequeño mundo tecnológico. Espero que todas las personas que se sienten aterrados como él al cambio, encuentren en la tecnología al aliado incondicional que yo he encontrado y que aprendan a manejarla a su manera.

Angela Bohórquez
Directora de contenidos del Portal Web
Corporación Colombia Digital
angelabohorquez@colombiadigital.net
www.colombiadigital.net

Comentarios

1 comentario

  1. Hector Fabio Trujillo Lopez
    Si no cambiamos de paradigmas constantemente en las TI, entonces seremos tarde que temprano alcanzados, obsoletos, sometidos por otros paradigmas o miraremos las grandes oportunidades pasar frente a nuestros ojos al no tomar las riendas del cambio..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*