«

»

Jun 12

BUCARAMANGA CIUDAD EN EL LIMBO

No es indispensable recurrir a la linterna de Diógenes para llegar a la raíz de nuestra agobiante problemática.

Son muchos los actos que hoy nos llevan a concluir que una gerencia mediocre se refleja en una empresa igualmente mediocre que incluso pese a poseer productos y marcas de prestigio se muestra decadente.

Nuestra ciudad viene mostrando un creciente deterioro en su seguridad, aseo, movilidad, estado de vías y control de espacio público, como quien dice, el semestre se perdió.

La excesiva mediocridad de un gobernante en mala hora elegido, quien con escasas excepciones  conformó un gabinete con personajes cuestionados o indiciados, a quienes ha decidido obstinadamente a sostener con babas como ocurre con su directora de transito o como en el caso más reciente en cabeza de Oscar Arrieta director de la EMAB, quien ha desconocido  olímpicamente(con el consentimiento de su jefe)las recomendaciones de la contraloría municipal, a raíz de lo cual se solicitó al burgomaestre  suspenderlo de su cargo para adelantar sin interferencias una investigación al interior de su institución. La respuesta dejó más dudas que las razones para pedir la suspensión, optando por nombrarlo en la Caja de previsión Social al estilo de Simón El Bobito quien cavó un roto para trasladar a él la tierra extraída de otro
La nomina no ha crecido  como la ciudad, es camisa de fuerza o debe justificarse técnicamente.

La perla más reciente del alcalde de lo social, adjetivo que es frecuente utilizan para ocultar sus falencias de la mayoría de los funcionarios a la hora de justificar errores, fue cuando al inquirírsele por el crecimiento desbordado de la nómina paralela, argumentó que “la nómina no había crecido al ritmo de la ciudad”, criterio que  parece aplica para no buscar freno al aumento de  la inseguridad, mendicidad, desaseo  y el número de huecos en las vías.

Todo nos lleva a cuestionar:

Es la contraloría una figura destinada a la satisfacción de cuotas burocráticas como se desprende de la reiterada mamadera de gallo a la que la someten los funcionarios del ejecutivo municipal?.

Será que la inoperancia y desatención a los requerimientos de los organismos de control local y nacional creados por las leyes atentan con la necesaria complicidad de quienes siendo cuestionados son sostenidos o sospechosamente escondidos en otros cargos para interferir a control remoto en las investigaciones a las que se  someten sus ejecutorias, o hay alguna explicación para nombrar a un funcionario en un cargo sin renunciar al que  ocupaba en la fecha de su nombramiento.

Se necesitan más elementos de juicio para concluir en  cuál es la razón de nuestras desdichas?

Que somos privilegiados pues organismos mundiales nos incluyeron en la categoría de ciudades sostenibles así el desempleo haya vuelto a los dos dígitos y las megaobras que están en ejecución  o las que tiene en mente desde la campaña previa a su elección son usadas como  cortinas de humo para desviar la fiscalización de la ciudadanía, acaso cuántas calles se han reparado? O en qué hemos mejorado para destacar?.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*