«

»

Mar 08

SEMBRANDO LAMENTACIONES

SEMBRANDO LAMENTACIONES
Vergüenza ajena se sentía viendo como después de haber cumplido una parte de la pena sentenciada fue recibido con gran alborozo popular el exsenador Luis Alberto Gil, uno de nuestros caciques políticos.
Su carcelazo no fue producto de persecución como él y sus áulicos lo han querido hacer ver, sino de la sentencia de la corte Suprema de Justicia que probó sus vínculos con el paramilitarismo.
Los medios como el Canal TRO lo han entrevistado sesgando las preguntas para dar la razón al ex convicto político en su apreciación de las razones persecutorias.
No se entiende como un grupo de ciudadanos que conforman en alto porcentaje ese creciente grupo de descontentos con la clase política, da los primeros pasos para rencauchar a quien está recién salido del lugar a donde deberían ir a parar varios de nuestros actuales gobernantes y otros que acaban de dejar sus cargos por haber cumplido sus períodos o encargos. Entre los lamentos más comunes se oye como ha cambiado para mal nuestra región. Cambios que se pueden encajar todos en la voracidad y afán de enriquecimiento recurriendo a buscar el poder para si o para quienes patrocinan al monigote de turno. De ahí que la decencia y el cumplimiento con los principios éticos y morales han desaparecido, al punto que hoy se ha encumbrado como producto ya no del cambio generacional, una nueva categoría de nuevos ricos a punta de chanchullos que hoy manejan y manipulan tras bambalinas padrinos políticos contratistas y empresarios que les invirtieron o prestaron (dicen ahora) los medios para alcanzar el poder. Estas sumas las irán amortizando en la medida que se dan contratos y concesiones especiales para alcanzar sus objetivos acomodando normas y otorgando permisos incumpliendo las normas legales que protegen a la comunidad y a los ciudadanos de bien.
Desde ya se sienten con alas para volver a las posiciones representativas estos personajes que se hicieron elegir para desprestigio de nuestra región sin haber logrado nada para ella que podamos agradecerles con un voto responsable que no nos lleve a llorar de nuevo sobre la leche que estamos ayudando a derramar.
Nuestros poderosos de hoy solo producen grima en contraste con los de épocas pretéritas que estamos en mora de recuperar
Culpables: Usted y yo por culpa de una malentendida democracia.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

1 comentario

  1. rodolfo
    COMPLETAMENTE DE ACUERDO….!!! COMPLETAMENTE DE ACUERDO….!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*