«

»

Ago 01

ORGULLO EN BARRENA

Una docena de años completaremos aterrizando nuestro sentido de pertenencia, del cual durante épocas que solo nos generan nostalgia, nos sentimos orgullosos, cuando solos o acompañados de visitantes ocasionales transitábamos por unas vías con capa asfáltica si no deteriorada, no daba la sensación de destrucción y abandono, disfrutábamos de un clima menos caluroso y existían casas que dejaron rastro de tiempos mejores, cuando los gobernantes se escogían entre ciudadanos con excelentes calificaciones en ética y comportamiento no solo lo eran sino que además lo parecían. Pero llegó el año 91 con una constitución que acabó las épocas que evocamos, reforma obviamente muy elogiada por quienes se han beneficiado de los retozos democráticos que generó convertidos en enriquecimiento ilícito, delfinazgo y aparición de dinastías que se han caracterizado por dejar sucesores que cuiden espaldas de benefactores que ponen a su servicio la maquinaria estatal e incluso dando paso a reconciliaciones con propósitos obscuros como la financiación de campañas de viejos contrincantes que por no haber alcanzado sus objetivos ansían superar esas etapas en cabeza de terceros confirmando la incoherencia de partidos y caciques que pregonan tesis que ni a ellos convence y menos practican.
En Bucaramanga con recientes destituciones en nuestros sentir justas y merecidas se respiramos un aire de tranquilidad, pues se interponían al interés innegable para imponer sucesores y frenaba una gestión amañada con hechos que están por investigarse producto de denuncias públicas generadas por actos poco claros y convincentes. Pero como no hay felicidad completa las trampas jurídicas impuestas por quienes legislan, la efectividad de las sanciones está sometida a apelaciones que a punta de truquitos procedimentales se demoran más de lo normal permitiendo a los sancionados y sus áulicos continuar en las mismas. Lo recto debería consistir en apartarse al menos para dedicar tiempo a su legítima defensa sin seguir metiendo la mano en la administración que deberán abandonar como vemos sucede con una acelerada licitación a adjudicarse en tiempo record, pese a cuestionamientos de un gremio al cual la ciudadanía le cree más al no estar incursa en cuestionamientos a diferencia de la administración municipal.
Hechos como estos unidos al deplorable estado de la ciudad en aspectos sobre los cuales no vale ser iterativos nos han venido llevando con los últimos gobiernos a perder el sentido de pertenencia que siempre nos hacía sentir orgullosos de nuestra comarca.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

2 comentarios

  1. citadino pensador
    completamente de acuerdo con este artículo!! La ciudadanía debería cuestionar por qué este señor alcalde no se hizo a un lado con el fallo de la procuraduría… BUMANGUESES A VOTAR EN BLANCO POR ALCALDIA Y GOBERNACION…!!
  2. citadino 90
    por qué razón el gobernante de turno en la ciudad no ha dejado su puesto? qué maldición estamos pagando los bumangueses para que un corrupto esté como alcalde de nuestra sufrida ciudad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*