«

»

Feb 07

Y PA LA TIERRITA?

El sentimiento positivo que se apoderó de los santandereanos con la llegada de Carrefour se traducía en la satisfacción por que uno de los mayores conglomerados económicos del mundo había puesto sus ojos en nuestra ciudad, la esperanza de contar con una nueva fuente de trabajo se fue desdibujando con la modalidad de empleo para empacadores y cajeras muy inferior a las utilizadas en el medio por empresas raizales en las cuales se habían empezado a fijar desde el momento cuando los santandereanos cerramos filas en torno a una empresa que fue creciendo con la ciudad y en la que nos sentíamos como en nuestra propia casa.
La multinacional fue creciendo de forma acelerada construyendo otras sucursales dentro del área metropolitana preparándose para competir con su rival francés Casino que ya estaba en negociaciones con la cadena ÉXITO ya fusionada con las tiendas Carulla Vivero. El escenario se tornaba duro para los locales con la arremetida de estos dos gigantes viéndose en la necesidad de ceder a las ofertas de compra que Carrefour posteriormente a la Olímpica entró al escenario, pues su punto de venta en Megamall no daba señales de aceptación por el consumidor local que continuaba en la tónica de respaldar a sus coterráneos.
Ya afincados en la ciudad y después de haber adquirido a Mercadefam su estilo de atención no se adaptó a nuestras exigencias y hábitos de compra, lo que fue generando una desbandada gradual hacia las tiendas del sindicato antioqueño que mejoraron en todo sentido, desbandada que sigue creciendo. Las expectativas sobre los beneficios para la región representados en empleos formales directos e indirectos se fueron desvaneciendo pues las condiciones impuestas a las empresas productivas y comerciales en la región no se compadecían con las exigencias del mercado. Los productos de la región empezaron a ser desplazados por otros de marcas propias maquilados en otras regiones, es decir menos mano de obra santandereana. La práctica inicial se enfocó en mantener algunas concesiones que en sus puntos de venta propios representaban competencia en precios, pues la calidad así se los permitía. Más de una empresa local que no cedieron a la caprichosa forma de compra de inventarios en consignación, pagaderos con plazos impuestos superiores a los 45 días sin perjuicio de los descuentos obligados para cubrir las promociones que usualmente ofrecen a sus compradores. La ausencia de productos de la región se fue haciendo cada vez extensiva a productos cárnicos ya sean vacunos o porcinos e incluso al mercado avícola y a los subproductos de los anteriores. La explicación a la no presencia de productos que tradicionalmente adquiríamos es que por esa política de compras que los proveedores que se negaron a ceder a las prácticas comerciales que les imponían prefirieron dar un paso al costado, fortaleciendo los puntos de venta propios y así no sacrificar la mano de obra local
generadora de valor agregado de sus productos y no ceder así en cifras de desempleo que se reflejarían en mayor empleo en otras ciudades y que en nuestro medio se refleja en la saturación de trabajadores informales dedicados a invadir el espacio público y sa cruces semaforizados,limpiando vidrios, vendiendo chucherías o ejerciendo sus prácticas circenses en procura de una moneda.
Analizando su desarrollo y desempeño en el mercado regional ha venido trasformando a esta firma en el patito feo, al que procuramos evitar a la hora de hacer nuestras compras situación que ha sido capitalizada por su competencia directa representada en un mejor surtido y servicio al cliente haciéndose atractiva capitalizando la decepción que sus prácticas comerciales y en muchos casos con en perjuicio de lo local ha generado en el comprador ,reforzada constantemente con la publicidad engañosa en sus promociones
Si miramos detenidamente este proceso podemos concluir que se está abonando el terreno para un nuevo jugador del segmento que retomando el know how del viejo establecimiento de “los mil motivos para volver”, y que además respetando en su patio a la industria y comercio local lo haría ganador.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*