«

»

Ene 28

CLASES DE COMERCIANTES

Es muy frecuente oír o leer quejas de los comerciantes y su gremio por motivos varios entre los que se incluyen los relativos a la desigual competencia con las modalidades de informalidad que como la del contrabando no cumplían con parámetros legales pues la clandestinidad exigía tener la mínima cantidad de registros posibles que los mostrara a la luz pública como Industria y comercio, RUT, y como las fuentes de su soporte financiero no son los más sanctos, carecen de elementales servicios como los de tarjeta de crédito , generalmente canalizados por un vecino lo que implica un sobrecosto entre el 8 y 10%.

Ya se ha logrado la cultura de comprar legal por cuestiones de garantía y calidad, pero no son escasas las ocasiones en las que el comprador es remitido por quienes dicen llamarse comercio organizado a centros de venta como Gratamira o La isla sobre todo tratándose de artículos como software y suministros para computadores o accesorios para telefonía celular de los que a propósito manejan mejor surtido y mayores inventarios en los minimalls de los semáforos o los centros a los cuales nos remiten los “organizados” quienes si bien no cuentan con el producto requerido orientan al comprador hacia otro comerciante de su mismo status e incluso lo acompañan para asegurar la venta, cosa que nunca se ve en los que tienen aviso, facturan y dan garantía denotando ausencia de solidaridad entre ellos o coherencia en su postura de legalidad al preferir inducir al cliente a recurrir al comercio que la mayoría consideramos “informal”.

El dicho “chillan más que un canastado de pollos” es aplicable a los comerciantes que cumplen con todo, menos con el servicio y oferta de productos de su ramo.

Que un cliente para no voltear tanto se dirija primero a los negocios tachados de desleales e ilegales dejando allí los márgenes de utilidad objeto del esfuerzo del comerciante es consecuencia del mal manejo de variables de mercado de los que creen tener lo último en técnicas de venta y mercadeo.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*