«

»

Sep 11

A LOS OIDOS DE LOS CANDIDATOS

Ojalá dentro de las “buenas intenciones” de los actuales aspirantes al primer cargo del municipio, haya cruzado por sus mentes propósitos sencillos y alcanzables, sin tener que recurrir a cuantiosos y enredados sistemas de contratación que por lo general dejan olores azufrados.
Ojalá las plazas de mercado sean tenidas en cuenta en el propósito de mejorar las condiciones de salubridad de sus inquilinos y sus compradores. Las grandes superficies han venido mordiendo un alto porcentaje en la participación de las ventas al consumidor final apalancándose en campañas de descuentos llamativos generando mayor tráfico de compradores creándoles nuevos hábitos de compra y propiciando un comportamiento más racional tal y como hoy se aprecia en los supermercados multinacionales que han convertido días de la semana en la oportunidad para adquirir a mejor precio ya sea frutas y verduras , productos cárnicos, o licores para los fines de semana y fechas cercanas a festividades tradicionales con productos que guarden alguna relación con ellas.
Simplemente rediseñando espacios interiores, mediante acciones sencillas como cambiar los pisos de los corredores, hoy en cemento por otros pisos en cerámica para tráfico pesado y mejorando la amplitud de corredores entre puntos de venta. Los mostradores pueden remplazarse por unos muy sencillos que montados sobre caballetes en ángulo de hierro permiten exhibir productos haciéndolos más atractivos al cliente, además de facilitar el aseo al dejarse una luz suficiente entre piso y bandejas de exhibición.
La operación puede asumirse de forma similar al manejo de centros comerciales, centralizándose funciones de mantenimiento, vigilancia y otros servicios administrativos e incluso un departamento de mercadeo enfocado a diseñar promociones y servicios al comprador, dotándolos con carros y canastillas para autoservicio y en lo posible un sistema de comunicaciones entre los puestos de venta y puntos de pago fijo centralizando el pago final de las compras que cuenten con medios para pago electrónico. Debe contemplarse la afiliación de los inquilinos y sus trabajadores a los sistemas de salud y pensiones y porque no aprovechar las sinergias generadas, para la adquisición de insumos y productos a comercializar, porcionándolos para presentación en empaques de acuerdo con la calidad y contenido. Para concluir, se buscará la venta de productos reduciendo la cadena productor a consumidor final abaratando costos en beneficio de una mayor utilidad para el vendedor y calidad al comprador redundando en una mejor calidad de vida para todos.
De la mano de un propósito en este sentido se debe complementar reubicando a quienes al exterior de las plazas, exhiben sobre el piso afectando la movilidad por aceras y las vías de peatones y vehículos.
Otro lunar de la ciudad es la extinción de zonas verdes por cuenta del alocado crecimiento urbanístico provocado por la no aplicación objetiva de normas que así existan, no se han actualizado en beneficio de la comunidad pues generalmente se modifican a favor de los consentidos de los gobiernos de turno. Los separadores de vías, parques y las escasas zonas verdes que han sobrevivido deben darse para cuidado, vigilancia y mantenimiento a los predios comerciales o no, ubicados a su alrededor a cambio de estímulos tributarios municipales o rebaja en servicios públicos, proporcionalmente al estado en que sean mantenidos.
La sumatoria de proyectos realizables que sobrepasen la etapa de la maqueta y los discursos plagados de adjetivos rebuscados que no concuerdan con nuestra realidad presente ni el futuro inmediato dejan mejor impresión que el incumplimiento de promesas que van aflorando al calor del momento que se vive o del auditorio con el que se interactúa, dejarán un saldo positivo al final del ejercicio.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*