«

»

Dic 05

AMANECERA Y VEREMOS

 

La inauguración de Metrolinea  prevista para el 22 de Diciembre parece será una realidad pero plasmada en decretos y  reparto de condecoraciones al momento de cortar la cinta simbólica para la foto de rigor y las tomas para la Televisión  en la colocación de la placa de bronce que se acostumbra en estas ocasiones memorables, parece que las únicas placas  que harán parte del mundo real serán las de los  buses articulados si resisten la acelerada faena de capacitar los conductores, tarea que como muchas se dejó para última hora. Lo único que se aprobó con extraña celeridad fue el contrato del operador para el recaudo TISA. No obstante para el día de la supuesta inauguración no estará  lista pues el tiempo   no fue suficiente y el cronograma   no contempló con igual certeza de quienes hoy afirman el proyecto iniciará su marcha para celebrar con  todo el cumpleaños 387 de Bucaramanga. En el supuesto que ello se dé  tocará recaudar con el pocillo esmaltado que se rescate del trasporte urbano a chatarrizar, fea cosa para una metrópoli internacionalizada  por decreto como la inauguración del sistema de transporte masivo.

La carrera 33 sometida a renovación de capa asfáltica como lo registraron los medios, solo recibió  una que otra palada de asfalto para resanar los cráteres que  existían, lo que hace presagiar una cura a corto plazo para esta importante vía, pues la base utilizada para tapar los huecos era del color amarillo característico del subsuelo de nuestra ciudad y  que se viene  aplicando en los usuales y masivos resanes de Diciembre que  en vías de Cabecera y algunos cruces del centro hemos observado.  Desde el día en que se hicieron estas reparaciones  parciales se dio inicio a la cuenta regresiva que determinará la vida útil de tan mediocres soluciones.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*